martes, 27 septiembre, 2022

MONUMENTAL LECCIÓN DEL EXPRESIDENTE DE LA COMUNIDAD DE MADRID AL JEFE DEL PSOE

Leguina elige el monárquico ABC para leerle la cartilla a Sánchez

“EL RESPONSABLE DE LLEVAR AL SOCIALISMO AL AGUJERO ERES TÚ”, ATIZA SIN PEDAD

Como en sus mejores tiempos, la Tercera de ABC se ha convertido este fin de semana en la página de referencia. Si el “ABC verdadero”, que diría Ánsón, se caracterizaba por la pluralidad de firmas en su espacio estrella, esta vez, el rotativo monárquico ha vuelto a sus orígenes publicando un artículo de Joaquín Leguina en el que atiza sin misericordia a Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE es el receptor de la lección del socialista, a quien en sus propias filas pretenden expedientar por ejercer su libertad de expresión al criticar a Sánchez, por llevar el partido a la debacle.

La mítica Tercera de ABC ha vuelto a ser referente informativo. Como en sus mejores tiempos, la emblemática página del rotativo conservador ha suscitado el interés general. El rapapolvo del primer presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, a Pedro Sánchez, ha circulado por los grupos de whatsapp y las redes sociales, como las de Marcelino Camacho en su día se guardaban cuidadosamente, para leerlas con reposo y recomendarlas a familia y amigos. No extrañaba entonces encontrar voces discordantes con la línea editorial de aquel ABC donde el “muro de pago” se evaluaba por las esquelas que se publicaban. El negocio lo balanceaban las esquelas y el prestigio, su Tercera. Era el ABC liberal.

La respuesta de Leguina, tras saber que su partido tiene intención de expedientarle, podía pasar por uno más de los zascas a Sánchez, de tantos de los que se lleva en su partido, que están muy descontentos con la deriva de la histórica formación. Pero, como siempre en los golpes de efecto, el contenido también es el mensaje y el ex presidente autonómico, de eso sabe mucho.

A sus 80 años, nadie le tiene que decir qué responder, dónde hacerlo y, sobre todo, qué opinar. Opina lo que le da la gana, le guste o no a Sánchez, en este caso. Y esa libertad de expresión es lo que los melífluos de Ferraz le han reprochado. Como si a Leguina le importara lo que los burócratas de su partido quieran reprocharle. Su reputación se ha construido, sobre la base de la defensa de los principios socialistas y no van a venir ahora unos advenedizos con aires de grandeza a enmendarle la cartilla.

En su artículo, Leguina avanza ya lo que va a ser un repaso en condiciones. “Pedro: Me entero a través de los medios de comunicación de que quieres abrir contra Nicolás Redondo y contra mí un expediente con la intención de expulsarnos del PSOE”. Así, sin preámbulos, el expresidente advierte de la que va a venir. “Por lo visto, somos responsables de la mayor derrota sufrida por el socialismo en Madrid. Pues bien, el mayor responsable de haber llevado al socialismo madrileño al agujero no es otro que tú, que has dirigido con mano de hierro este partido, convirtiendo a José Manuel Franco y a Ángel Gabilondo en marionetas a tu servicio y haciéndolos dimitir inmediatamente -como si fueran los responsables de la debacle- y, mientras, tú te quitas de en medio”, comienza.

No es el único que cree que “la campaña electoral fue, en verdad, un disparate”, pero su opinión cobra más fuerza por ser un histórico socialista, que piensa que los fuegos de artificio previos a la cita electoral consistieron en “combatir a un imaginario fascismo que os ha llevado a veros superados por un partido nuevo como Más Madrid, con muy escaso arraigo social”. Se pregunta “¿Cómo es posible que eso haya ocurrido? Sois vosotros quienes deberíais contestar a esa pregunta”. Pero va más allá el ex presidente, al entrar de lleno en el fondo. “La causa es la política que has llevado a cabo desde que metiste en el Gobierno a Pablo Iglesias (de quien dijiste unos días antes que no podrías dormir con él en el Gobierno), quien desde el cargo de vicepresidente no hizo más que enredar y descalificar, desde los jueces hasta el Rey, pasando por varios notables periodistas”. A su juicio, “lo más grave es tu continuo tacto de codos con los separatistas catalanes y vascos, que son, sin duda, enemigos de España y de nuestra Constitución”.

A partir de ahí, le recuerda algunos artículos de la Constitución española, empezando por el 1.3: La forma política del Estado español es la monarquía parlamentaria, la base de la democracia y “uno de los artículos que Podemos tiene en el punto de mira. Para atacarlo, cualquier pretexto es válido. El partido liderado por el vicepresidente segundo de tu Gobierno se empleó a fondo para proyectar su trasnochado republicanismo”.

En el artículo 1.1 queda establecido que el sujeto de la soberanía nacional es el pueblo español, integrante de una nación «indivisible», pero, afirma Leguina, “Podemos os ha impuesto el concepto de plurinacionalidad, junto con el derecho de autodeterminación. Naciones Unidas sólo reconoce el principio de autodeterminación para los territorios sujetos a colonización y ninguno de los países europeos lo contemplan en sus Constituciones. Tan sólo lo propugnan los partidos secesionistas, aliados de tu Gobierno, por intercesión de Pablo Iglesias, quien se jacta de haberlos instalado en la «dirección del Estado». Una afirmación perturbadora, si pensamos que su objetivo es acabar con la unidad de España”.

La lección de Leguina a Iglesias continúa con el enunciado del artículo 3.1. “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”. Y aquí, el socialista no deja tampoco un resquicio para criticar a Sánchez.  “Todos los proyectos de inmersión en las lenguas cooficiales en contra de la enseñanza y del uso del español han sido aceptados por tu Gobierno sin mayor resistencia, como parte de las cesiones para lograr el apoyo de los separatistas, y así está recogido en la ley educativa de Celaá. Malos tiempos, pues, para el artículo 3.1. de la Constitución”.

Sin tapujos, le espeta “estáis acercando a los asesinos de ETA al País Vasco, para que luego el gobierno vasco los saque a la calle y, mientras, los sediciosos catalanes esperan de tu magnanimidad un indulto o lo que sea que les saque de la cárcel, para ponerse a repetir la jugada (así lo han dicho ellos)”.

El rapapolvo de Leguina continúa con el repaso por los “desvaríos” del presidente del Gobierno que, en su opinión, han provocado el rechazo de los madrileños en las urnas, entre ellos, la “tentativa de invasión de la judicatura” o la simpatía por movimientos identitarios y supremacistas. “Así -afirma-, cuando habláis de inclusión, lo que estáis demandando es la exclusión del otro; o cuando os reclamáis del pluralismo, lo que buscáis es eliminar lo que es común a los españoles”. No deja de lado la “imposición” de “una ley de educación, sin escuchar ni a los profesores ni a los padres de los alumnos, y la habéis sacado adelante sin admitir una sola enmienda”.

Ahora sólo falta la respuesta de Redondo.

Nicolás, queremos decir.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.