martes, 21 septiembre, 2021

¿Qué pasará con los periodistas que están en Afganistán?

UN PERIODISTA CHILENO YA RECIBIÓ UNA CARTA «AMENAZANTE» DE LOS TALIBANES

El 15 de agosto de 2021, el portavoz talibán Zabihullah Mujahid declaró que el movimiento respetaría la libertad de prensa en Afganistán. Ello a pesar del pánico que ha desatado el triunfo del movimiento tanto en la capital, Kabul, como en el resto de esa nación.

Según señaló Reporteros Sin Fronteras luego de visitar esta semana Afganistán: “el gobierno de los talibanes en Afganistán, entre 1996 y 2001, fue un periodo oscuro en la historia del país”. Todos los medios de comunicación estaban prohibidos, con la excepción de una emisora de radio (la radio de la sharia) que sólo emitía propaganda y programas religiosos.

Sin embargo, las palabras utilizadas por el portavoz talibán en esta declaración sin precedentes hacen pensar que la historia podría cambiar, aunque sea en una medida muy pequeña: “respetaremos la libertad de prensa, porque la información será útil para la sociedad . Además al mismo tiempo, puede corregir los errores de los dirigentes. Con esta declaración a RSF. Nosotros afirmamos ante el mundo que reconocemos la importancia de los medios de comunicación”. 

Actualmente, en Afganistán hay registradas ocho agencias de prensa, 52 canales de televisión, 165 emisoras de radio y 190 publicaciones (como diarios, semanarios o mensuales) con 12.000 periodistas. En esos medios hay 1.741 mujeres, de las cuales 764 son periodistas profesionales y trabajan en las tres provincias: Kabul, Herat y Balkh.

Lo que dicen los Talibanes sobre posibles detenciones y mujeres periodistas

Reporteros Sin Fronteras le expresó al portavoz Talibán su preocupación ante posibles detenciones a periodistas, Zabihullah Mujahid afirmó: «los periodistas que trabajan para los medios de comunicación públicos o privados no son delincuentes y ninguno de ellos será perseguido. Para nosotros, estos periodistas son civiles y, además, son jóvenes con talento que constituyen nuestra riqueza. No habrá ninguna amenaza contra ellos. Si, en algunos lugares, los periodistas se han quedado en casa, es por la situación de guerra. Pronto podrán trabajar como antes. Los necesitamos para “romper” el clima de miedo que reina actualmente en el país”.

Mujahid además señaló sobre el futuro de las mujeres periodistas en ese país: «la sociedad afgana es musulmana. Las mujeres periodistas también lo son. Estableceremos un marco para las cuestiones relativas a la vestimenta -el uso del hijab- . Además para que las mujeres no sean molestadas en las calles o en sus lugares de trabajo. Pero hasta que se promulguen estas disposiciones escritas, les pido que se queden en casa, sin estrés ni miedo. Les aseguro que volverán a su trabajo”.

A pesar de las declaraciones del portavoz talibán la realidad ya empieza a restarle veracidad a sus palabras, un centenar de medios de comunicación han cesado su actividad. Otro tanto ya han denunciado ser victimas de persecución, mientras otros se sienten amenazados.

EL COMITÉ PARA LA PROTECCIÓN DE LOS PERIODISTAS

La tarde del miércoles 18 de agosto, El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) denunció que los talibanes han registrado las casas de cuatro periodistas. Además está investigando si otros dos reporteros fueron agredidos cuando cubrían una protesta en la ciudad afgana de Jalalabad en defensa a la bandera de la nación.

Steven Butler coordinador para Asia del CPJ expresó: «Los talibanes deben dejar de registrar las casas de los periodistas. También deben comprometerse a poner fin al uso de la violencia contra ellos. Además permitirles operar libremente y sin interferencias».

EMPEZÓ LA AGRESIÓN A LOS PERIODISTAS…

El martes 17 de agosto los talibanes registraron las casas de tres empleados afganos de la televisión alemana «Deutsche Welle» y de un periodista e interprete que trabajó para el estadounidense Wesley Morgan, quien desde 2007 ha estado informando del conflicto en Afganistán para varios medios, incluido The Washington Post.

Los cuatro periodistas se han escondido por miedo a represalias de los talibanes. En el caso de los empleados de «Deutsche Welle», el ministerio alemán de Exteriores está trabajando para sacarlos del país junto a sus familias.

¡Amanecerá y veremos!

+ de 21 AÑOS diciendo

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.