domingo, 22 mayo, 2022

CADA VEZ QUE ENVIAMOS UN EMAIL EMITIMOS CO2

Laura Parra: “Ante la crisis climática global, cada empresa e individuo debe conocer su impacto y contribuir a reducirla”

PRNOTICIAS.COM ENTREVISTA A LAURA PARRA, RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN DE SENDINBLUE, PARA CONOCER MÁS SOBRE LA CALCULADORA DE HUELLA DE CARBONO QUE ACABA DE LANZAR LA COMPAÑÍA

“La idea de realizar este análisis de nuestras emisiones de carbono nace tanto de nuestros empleados como de nuestra gerencia con el objetivo de comprender mejor nuestro impacto ambiental y aprender cómo podemos ser más sostenibles como empresa”

Normalmente, asociamos las emisiones de CO2 con los tubos de escape de los vehículos, pero cada interacción que tenemos en la red, alguna más que otra, supone un impacto medioambiental. Desde ver una película en streaming hasta descargar una imagen en la red genera emisiones de CO2.

Ante esta realidad, la plataforma europea integral de marketing digital del mercado Sendinblue ha lanzado una calculadora de huella de carbono para que las empresas y particulares de cualquier parte del mundo puedan conocer el impacto medioambiental de sus campañas de email marketing.

Pensar en la huella de carbono de un email es complejo porque la mayoría de los elementos que se usan para enviarlo o recibirlo no están a la vista, pero sí, cada vez que enviamos un email emitimos CO2. Por ello, desde PRNoticias.com hemos entrevistado a Laura Parra, responsable de comunicación de Sendinblue en España, para conocer más acerca de esta herramienta. Si las compañías pueden calcular la emisión de CO2 de sus campañas de emailing, resulta más que interesante.

-¿Cómo nace la idea de esta calculadora de CO2 para campañas de correo electrónico?

-La idea de realizar este análisis de nuestras emisiones de carbono nace tanto de nuestros empleados como de nuestra gerencia con el objetivo de comprender mejor nuestro impacto ambiental y aprender cómo podemos ser más sostenibles como empresa. El motivo del lanzamiento de esta calculadora es debido a nuestra convicción de que ante la crisis climática global, cada empresa e individuo debe conocer su impacto y contribuir en todo lo posible para reducir su huella ambiental por lo cual, en abril de 2021, comenzamos a trabajar en conjunto con Aktio, la empresa con la cual hicimos el análisis de nuestra huella de carbono. El lanzamiento de esta herramienta va ligado a esfuerzos continuos de Sendinblue para lograr ser una empresa más sostenible, y con este análisis y herramienta, hemos sentado las bases.

-¿Cuál es la estrategia a futuro?

Hemos identificado tres formas sobre cómo podemos tomar medidas. Nuestra estrategia a futuro se basa en los siguientes pilares: Reducir nuestra huella de carbono siempre que sea posible; compensar las emisiones en las que no podemos influir y educar a nuestros empleados y clientes sobre buenas prácticas para reducir su huella de carbono

-¿Las empresas españolas se han mostrado interesadas en implementar la herramienta?

-Acabamos de lanzar la herramienta en Español esta semana para todos nuestros clientes y usuarios hispanohablantes, y los alentamos a utilizarla para tener conocimiento del impacto de sus campañas y para que puedan evaluar e implementar medidas sobre cómo reducir el impacto de sus comunicaciones de email marketing.

-¿Cuál es el mayor aporte de esta herramienta?

-Basados en nuestra creencia de que las empresas tienen la responsabilidad de comprender el impacto de su trabajo y adaptarse de manera sostenible, con esta calculadora buscamos facilitar a nuestros usuarios la medición de su huella de carbono al usar nuestros servicios como proveedores de emailing.

-¿Cuál es el mayor desafío?

El GHG Protocol Corporate Standard clasifica las emisiones de una empresa en tres “alcances”: Emisiones de alcance 1: Son las emisiones directas provenientes de recursos que la empresa posee y controla. Incluyen, por ejemplo, la flota de vehículos de la empresa, sus locales, etc. Emisiones de alcance 2: estas emisiones están relacionadas con la energía, son la producción de energía que es comprada a un proveedor de servicios públicos. Por ejemplo, la electricidad y el gas. Emisiones de alcance 3: estas emisiones indirectas que no son propiedad de la empresa provienen de viajes de negocios, compras, centros de almacenamiento de datos, dispositivos que envían y reciben correos electrónicos. Debido a que el alcance tres implica medir las emisiones de carbono de otras empresas y nuestras contribuciones a ellas, suele ser la parte más desafiante y compleja de la evaluación de la huella de carbono. Cuando calculamos nuestras emisiones de carbono por primera vez, nos unimos al Climate Act, y el marco de la iniciativa nos ayudó a orientar nuestras evaluaciones iniciales y a calcular las emisiones directas e indirectas. Pero no nos detuvimos allí y decidimos medir las emisiones de tercer alcance de nuestra propia huella de carbono.

-¿Cómo una empresa puede optimizar sus recursos si utiliza esta herramienta?

-La calculadora es una herramienta para dar a conocer a los usuarios el impacto de sus campañas de correo electrónico y de cuánto CO2 es emitido por estas. Teniendo este conocimiento, los negocios o individuos pueden tomar medidas para reducir la huella ambiental de sus campañas de email.

-¿Podrías señalar algunos consejos para lograr reducir la huella ambiental?

Sí. Reducir el número de imágenes incrustadas directamente en los emails, y en su lugar optar por vincular la fuente de la imagen en un servidor. Además de reducir las emisiones de carbono, esto mejora la entegrabilidad ya que demasiadas imágenes incrustadas aumentan la sospecha de spam. Otra forma es comprimir las imágenes de los correos electrónicos, cuanto más pequeño sea el archivo, menos bits y bytes deben almacenarse y enviarse a través de Internet, lo que ahorra mucho CO2.Evitar los archivos adjuntos y en su lugar guardarlos en los servidores de Sendinblue y enlazarlos en los correos electrónicos. De esta manera, los archivos adjuntos solo serán descargados por aquellos contactos que realmente quieran verlos. También se pueden insertar botones como código. Los botones que se insertan mediante programación en los correos electrónicos como código suele consumir muchos menos bytes que el mismo botón incrustado como archivo de imagen. Igualmente se pueden enviar emails solo a destinatarios específicos, gracias al uso de la segmentación. Una segmentación típica busca dividir los contactos activos e inactivos. Los contactos inactivos son, por ejemplo, aquellos que, según la frecuencia de envío, no han abierto uno de sus emails en los últimos 6 meses. Esto representa un gran potencial de ahorro, tanto por la cantidad de correos electrónicos que el usuario envía, como para el clima en términos de CO2. Por ejemplo, en vez de enviar a 10.000 contactos, sino sólo a 8.000 destinatarios activos, se puede ahorrar un 20% de CO2 al momento del envío de los emails y otro 20% por el almacenamiento del correo electrónico en el otro servidor, que al final también cuesta CO2. También podemos pedir a los clientes que eliminen sus correos electrónicos de la bandeja de entrada, similar a pedirles que no lo impriman si no es necesario. Si un correo electrónico antiguo no tiene ningún uso futuro para un destinatario, sería mejor que este lo elimine de inmediato en lugar de almacenarlo durante varios años, ya que representa un gasto innecesario de CO2. Y elegir un proveedor de email marketing respetuoso con el medio ambiente. Si deseas integrar la sostenibilidad en tu estrategia de marketing digital, también debes elegir un software de email marketing que asuma este tema de manera responsable y adopte un enfoque amigable con el medio ambiente. Sendinblue tiene previsto reducir su huella de carbono en un 30% hacia el 2025.

Seguiremos comunicando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.