miércoles, 7 diciembre, 2022

#DIAMUNDIALSINCOCHES

Borja Gómez: “El formato presencial no volverá jamás del todo”

DESDE PRNOTICIAS.COM ENTREVISTAMOS AL CEO DE BORJA GÓMEZ COMUNICACIÓN PARA APORTAR CONOCIMIENTO AL DEBATE SOBRE LA PERTINENCIA DE VOLVER AL TELETRABAJO ANTE UNA INMINENTE CRISIS ENERGÉTICA 

“Recomendaría a estas empresas que no desperdicien los recursos que invirtieron en tecnología, control de gestiones y entrenamiento para que el personal trabajara en remoto durante la pandemia”

Llega el 22 de septiembre, Día Mundial sin coches y, con este, la preocupación sobre el ahorro de combustible ante la temida crisis energética derivada de la guerra de Ucrania. Así, entre apagar las luces de los edificios públicos y reducir las horas de calefacción en las comunidades, el teletrabajo vuelve a contemplarse como formato en empresas y administraciones, ya no por la pandemia sino para ahorrar combustible.

Desde PRNoticias.com hemos aprovechado este día tan significativo para retomar el tema del teletrabajo. Hoy, que la medida está en el ojo del huracán, en tanto unos creen que contribuirá al ahorro energético y otros consideran que es un gasto injusto para el trabajador, cobra mayor relevancia aportar conocimiento al debate.

Así, consultamos a un experto para conocer su opinión. Borja Gómez, director de Borja Gómez Comunicación, nos habla en esta oportunidad de su experiencia al frente de una agencia que opera en toda España y que mantiene firme su apuesta por 100 % teletrabajo. No tiene sede física ni lleva a cabo reuniones presenciales tradicionales, pero la empresa crece constantemente. ¿Cómo es posible?

– Día Mundial sin Coche y teletrabajo, ¿cómo concebías antes este día, y como lo concibes ahora?

-Yo soy de Herrera, un pueblo de la sierra de Sevilla. He pasado muchos años de mi vida entre estudios y trabajo trasladándome de un lugar a otro, como lo hace aún una enorme cantidad de personas, aunque la tecnología te permite llevar las cosas de la misma manera y tener el mismo éxito, o quizás hasta más. En un día como hoy, el Día Mundial sin Coche, antes de la pandemia hablábamos en los medios de comunicación del impacto que nuestra vida de trabajo presencial tenía en la contaminación de las ciudades, en la energía y el coste asociado a trabajar lejos de casa. Pero hoy agregamos a estas razones algo igual de importante para que una sociedad funcione, y eso es el tiempo y la conciliación familiar. Desde 2015, cuando fundé mi agencia en un modelo 100% teletrabajo, lo hice no solo para lograr crecer desde Herrera, Andalucía, sino para que todo mi equipo y las personas que trabajan conmigo pudieran hacerlo también. Fíjate que el Instituto Nacional de Estadística ya advertía desde 2019 que en España había un repunte importante de teletrabajo, pero que estaba aún muy por debajo de sus vecinos de la Unión Europea como Países Bajos, Finlandia o Luxemburgo. Pienso que esa tendencia va a más y nosotros igual.

–  La pandemia parece que se va definitivamente y la tendencia es retomar el formato presencial. ¿Has notado alguna presión del sector por retomarlo más rápido?

-Creo que el formato presencial, como era antes de la pandemia, no volverá jamás del todo, aunque presionen para recuperar una supuesta normalidad del pasado. Si no es porque hay tecnología que permite ruedas de prensa y entrevistas igual de productivas, con menos costes y menos excusas para no asistir, entonces es porque todos los trabajadores ya hemos experimentado que una vida de teletrabajo sí es posible, que tiene muchas ventajas para ambas partes, tanto empresa como trabajador, y que el emprendedor puede llegar mucho más lejos. Por eso están prosperando los sistemas híbridos, un poco presencial y un poco teletrabajo. Porque puede haber presión del sector por volver a presencial, pero también está la misma presión del otro lado por tener una jornada de trabajo en remoto, más productiva y coherente con el bienestar de todos.

–  Presión por regresar a los eventos presenciales y al teletrabajo. ¿Hoy tiene más sentido celebrar el Día Mundial sin Coche?

-Ciertamente es un recordatorio y para eso precisamente celebramos las efemérides y los días de… La idea es ganar visibilidad acerca de lo que significa no usar el coche para hacer las cosas más fundamentales de tu vida diaria, como trabajar, llevar a los niños al cole, hacer las compras y tantas otras. Antes, en un día así, tratabas de imaginar cómo podría ser nuestra vida, pero solo era una fantasía. Ahora vivir así es el modelo para muchas ciudades como Copenhague y Amsterdam, y ahora mismo nuestras propias ciudades aquí en España están avanzando hacia la misma dirección. Podríamos tomar a la pandemia como nuestra más difícil prueba piloto para saber si éramos capaces, y la verdad es que nos hemos adaptado mucho más rápido de lo que creíamos. Estos ensayos de Día Mundial sin Coche son un estímulo.

–  Teletrabajo y horas laborales, ¿en qué se diferencia la forma de organizar el tiempo?

-En un trabajo presencial se presume que por estar allí, por sentarte en el escritorio junto a tus compañeros, ya estás trabajando y no siempre es así. En el teletrabajo la responsabilidad de ir al grano a cumplir con los objetivos es toda tuya. Para empezar, tienes horas que invertías en transportarte que puedes aprovechar en cosas mejores, como dar un paseo en pádel surf o llevar a tus hijos al parque. Pero la única forma de lograr eso que la gente sueña del teletrabajo, es ser muy disciplinado con las horas para el trabajo. En el teletrabajo se trata menos de fichar en una oficina, y más de lograr objetivos. Por eso tienes que ser muy respetuoso con las horas que dedicas a trabajar, e incluir aquí también los informes de gestión, correos y llamadas, porque si no terminas trabajando muchas más horas de lo que deberías. Pero también eliminar cualquier distracción doméstica o personal de tus jornadas de trabajo, o será imposible cumplir los objetivos si comienzas a hacer la colada o a preparar la comida.

–  ¿Qué le recomiendas a las empresas que están imponiendo de nuevo la presencialidad?

-Recomendaría a estas empresas que no desperdicien los recursos que invirtieron en tecnología, control de gestiones y entrenamiento para que el personal trabajara en remoto durante la pandemia, solo porque aún no han invertido en solucionar asuntos de cultura interna de la organización. Obviamente, después de aquellos años de pandemia y teletrabajo forzoso todos estamos deseando volver a la normalidad, pero ¿qué pasa si hay una o muchas ventajas que han podido cambiar nuestra realidad de hoy? Creo genuinamente que eso es lo que separa a un líder visionario de uno que solo reacciona hacia lo seguro, que piensa que “lo de toda la vida” es siempre lo mejor.

–  Presencialidad laboral e impacto ambiental y energético. ¿Crees firmemente que guardan relación?

-Definitivamente. Las grandes ciudades como Madrid ya están implementando trabajo en remoto un día a la semana para universidades u otros centros, restricciones para coches y transporte público para entrar al centro de la ciudad, siempre elevando el listón en cuanto a lo ambiental y energético. Pero ahora esa factura nos está llegando a cada uno de forma más contundente, las familias nos estamos reorganizando tanto como las ciudades, y la distancia a recorrer para llegar al trabajo es ahora el centro de esta ecuación.

– Ante una inminente crisis energética global y la recomendación de volver al teletrabajo, ¿estamos ante una nueva etapa?

-Así es. Si antes la conciliación familiar era tu motivación, ahora te sientas a ver el gasto en combustible y eso es un factor determinante para decidir dónde te viene mejor trabajar. Pero no se queda allí. Ahora las compañías revisan sus gastos energéticos, han calculado lo que será este otoño e invierno, cuando luz y calefacción se vienen arriba, y deciden que es un buen momento para reactivar el trabajo en remoto y los esquemas híbridos, revisar el control de gestiones dentro de las compañías, y volver a dar un voto de confianza por el bien de todos. También todos hemos aprendido a hacerlo mejor, así que en esta nueva etapa los resultados pueden dar buenas noticias. Lo vemos en negocios que se han dedicado a producir herramientas para mejorar la experiencia del teletrabajo.

– A la hora de fichar nuevos talentos para la compañía, ¿el teletrabajo aporta en la negociación?

-Por supuesto, es tu máxima oportunidad para hacer tu ambiente de trabajo a gusto, ya sea en tu casa, en un coworking, desde el gimnasio que te pilla cerca o en el pueblo de tus padres, no hay limitaciones para esto. Si tienes dos propuestas que llenen tus expectativas laborales en cuanto a condiciones económicas, beneficios, crecimiento y un largo etcétera, una de ellas paga un poco más, pero la otra te da la opción de hacerlo desde tu casa, ¿cuál elegirías? Una propuesta de sueldo más alta, puede verse muy disminuida al calcular los gastos asociados a trabajar allí, como combustible, transporte público, ayuda extra para tus hijos, vestuario y tantas más. Pero lo más importante es tu tiempo y lo que quieres hacer con él.

–  ¿Qué ventajas estratégicas tienen los negocios y emprendedores con un sistema 100% teletrabajo?

-Hay tantas que podría perderme en esta respuesta. Ya hemos hablado de la eficiencia energética, los costes y el trabajo por objetivos. Pero también puedes fichar personas con perfiles más idóneos sin que el lugar del mundo en el que decidan vivir sea un impedimento. El absentismo y el conflicto laboral también rozan el mínimo, hay muchas menos bajas laborales. Dos temas importantísimos: la accesibilidad laboral hace que se integren mucho mejor los trabajadores con discapacidades, y la conciliación con la vida familiar que, aunque sea lo último que menciono, está quizás en el tope de las prioridades para cualquier persona, también para gerentes y directores de nivel alto y medio.

–  ¿Cómo ayuda el teletrabajo para competir mejor en el mercado?

-Puedes competir mejor en el mercado si puedes invertir mejor tus recursos de tiempo, dinero y personal estratégico en lo que realmente necesitas, y no en renta, mantenimiento, energía y tantas otras para que las personas fichen en una misma infraestructura. Puedes competir mucho mejor si tu tiempo está completamente centrado en tu objetivo y no en rutinas o reuniones que poco impactan sobre las ventas, por ejemplo. Por último, pienso que puedes competir cada vez mejor cuando clientes y proveedores no tienen que estar en el mismo código postal, ni siquiera en la misma provincia o el mismo país, cuando todos estemos habituados a pasar las barreras geográficas sin necesidad de usar el coche para lograr lo que queremos.

Seguiremos comunicando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.