lunes, 28 noviembre, 2022

ANÁLISIS PREVIO A LOS RESULTADOS DE LA III OLA DE 2022

Cuenta atrás para el EGM: así llegan las radios a su cita con la audiencia

ONDA CERO FUE LA ÚNICA RADIO QUE CRECIÓ ENTRE ABRIL Y SEPTIEMBRE CON 138.000 NUEVOS OYENTES

La tercera ola del EGM de 2022 se acerca. ¿Cómo llegan las radios generalistas? ¿Cuáles son sus objetivos de cara a los próximos meses?

La cuenta atrás ha comenzado. Falta un mes para conocer los resultados oficiales del Estudio General de Medios (EGM) y las radios apuran las últimas semanas para arañarle oyentes a las ondas. El próximo 1 de diciembre sabremos conoceremos qué emisora sube, cuál baja y, sobre todo, cómo se ha comportado la audiencia en los últimos tres meses (septiembre-diciembre).

Los resultados que conoceremos próximamente se corresponden a la III ola de 2022, y servirán para evaluar cómo le ha ido a las radios en los tres primeros meses de la temporada (2022/23). Para poner en contexto los resultados es necesario entender de dónde viene cada una de las emisoras. El pasado mes de julio conocimos los últimos resultados, que pese a reportar pocas novedades, sí encendieron las alarmas en casi todas los grupos radiofónicos.

Pese a la fidelidad de los oyentes, Onda Cero fue la única radio que creció de abril a julio de 2022, sumando un total de 138.000 nuevos oyentes. Con esta sustancial subida la emisora de Atresmedia logró superar la barrera de los dos millones de oyentes, alcanzado los 2.101.000 adeptos diarios. Mucho peor le fueron las cosas a la SER y a COPE, que perdieron 226.000 y 66.000 oyentes diarios, respectivamente.

Llama la atención especialmente la caída de la SER, que pese a ser la radio más escuchada de nuestro país, está obligada a remontar y a aumentar la distancia con la emisora de los obispos. Por su parte, COPE, inmediato perseguidor de la SER, buscará reponerse de la espantada de oyentes que sufrió en julio para acercarse a un objetivo que aún está lejos de cumplir: destronar a la emisora de Prisa como la radio más escuchada.

Las claves de la II ola de 2022

Cadena SER

La SER lidera en todas las franjas del día. Sin embargo, debe andarse con ojo porque tanto COPE como Onda Cero poseen ofertas informativas que podrían amenazar su liderazgo. Tanto Àngels Barceló como Carles Francino –recientemente galardonado con el Premio Ondas a la Trayectoria– perdieron oyentes en las mañanas (Hoy por hoy) y en las tardes (La ventana), respectivamente. También cayó Aimar Bretos en las noches con Hora 25.

Frente a esta situación, a la emisora de Prisa le toca remontar en diciembre. Cierto es que tiene un buen colchón de oyentes respecto a la competencia, pero una nueva caída podría ser fatal para sus intereses. Una subida contudente en las mañanas, con Hoy por hoy, sería una gran noticia para la SER, pues de esta forma marcarían distancias con Carlos Herrera, al que actualmente tan solo separan 124.000 oyentes diarios.

COPE

Carlos Herrera es la punta de lanza de COPE. Pese al patinazo del último EGM, donde perdió 66.000 oyentes en total, los objetivos de la emisora de los obispos continúan intactos. Tanto Carlos Herrera como Ángel Expósito buscarán recortar distancias con sus rivales en la SER. Ambos tienen el reto de remontar tras sendas caídas en julio, donde Herrera perdió 110.000 adeptos frente a los 178.000 que se dejó Expósito.

Sin embargo, la gran cuenta pendiente de COPE son las tardes. La emisora de los obispos es la tercera radio más escuchada en esta franja, situándose muy por detrás de Onda Cero (JELO). Pilar Cisneros y Fernando de Haro, conductores de La tarde, tienen antes sí la tarea de intentar acercarse a una Julia Otero que desde su vuelta a la radio ha mejorado notablemente las cifras de su programa.

La oferta deportiva de COPE ya es otro cantar. El tándem formado por El Partidazo y Tiempo de Juego es una de las grandes bazas de la emisora de los obispos, especialmente gracias al programa que presenta Juanma Castaño. En abril El Partidazo logró arrebatarle de nuevo la primera plaza a El Larguero (Cadena SER). Una circunstancia que en COPE buscan repetir en diciembre.

Onda Cero

El gran reto de Onda Cero es asentarse en los dos millones de oyentes diarios. Una cifra que alcanzó en abril, cuando logró ser la única radio generalista en sumar oyentes tras las caídas de la SER, COPE y RNE. Sus principales argumentos para lograrlo tienen nombre y apellido: Carlos Alsina y Julia Otero. Ambos locutores han afianzado sus respectivos programas entre la oferta informativa de la emisora de Atresmedia.

Especialmente significativa es la subida de Carlos Alsina con Más de uno. El programa matinal de Onda Cero firmó máximo histórico en abril con 1.513.000 oyentes diarios. Pese a estar aún muy lejos de Herrera y Barceló, el objetivo está claro. Alsina buscará crecer o al menos mantener los buenos números registrados en abril.

Por otra parte, Onda Cero estárá especialmente pendiente de los resultados de La brújula. Tras la salida de Juan Ramón Lucas este verano, la emisora confió en Rafa Latorre para tomar las riendas del programa. Será, por tanto, el primer EGM para el comunicador. Latorre buscará mejorar las cifras de Lucas, que se despidió del espacio con 390.000 oyentes diarios.

RNE

Radio Nacional de España tiene mucho trabajo por delante. La caída que sufrió en julio sirvió como piedra de toque, pues supuso bajar por primera vez del millón de oyentes. A causa de ese varapalo, RNE asumió una serie de cambios que buscarán revertir la complicada situación que atraviesa. La radio pública ha decidido apostar por nuevas voces para reponerse del duro golpe sufrido en julio.

Entre los cambios más destacados está la llegada de Samantha Villar a Las mañanas de RNE, que presenta la segunda parte del programa informativo junto a Carlos Santo. Otro movimiento destacado es el que lleva Julia Varela a las noches. La hasta ahora presentadora de Las tardes de RNE, presenta Gente despierta desde septiembre. Su puesto en Las tardes de RNE lo ha ocupado Carlos Mesa.

Por otro lado, la incorporación de Josep Cuní al 24 Horas creó una gran controversia en RNE. El Consejo de Informativos del ente público entendio esta decisión como una imposición del ex presidente José Manuel Pérez Tornero, que “no ha tenido en cuenta la opinión de los directivos ni la de los trabajadores de la radio”. A partir de ahora, Elena Sánchez suma a sus tareas como presidenta la recuperación de la marca RNE, así como la mejora en sus datos de audiencia.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.