En la Tierra a miércoles, 22 mayo, 2024

MOVIMIENTOS EMPRESARIALES PARA BUSCAR UN NUEVO MODELO DE NEGOCIO QUE NO LO ES

Relevo, un saco de pérdidas que dio la puntilla a Enríquez en Vocento

LOS DEL NEGURI CON YBARRA A LA CABEZA, HARTOS DE INVENTOS DE SU CEO

La abrupta salida de Luis Enríquez de Vocento, donde ejercía de Consejero Delegado (o CEO, si lo prefieren), desde julio de 2011, era la crónica de una muerte anunciada, cuya puntilla ha sido ese proyecto llamado Relevo, que ha provocado una merma en el resultado operativo superior a los 10 millones de euros en dos años. A cambio, apenas ha ingresado poco más de 2 millones de euros.

Antes de desgranar las frías cifras, conviene insistir en el error de concepto. Lanzar un proyecto deportivo cuando ya el sector está súper maduro, con As, Marca, Sport, Mundo Deportivo, Superdeporte… además de todo el marasmo en televisión y radio es una cuestión de alto riesgo. El ecosistema deportivo es enorme, feroz y acumula ya sonadas caídas. O se lanzaba un proyecto rompedor, o el fracaso estaba garantizado.

Entre los factores de valor añadido de Relevo se apuntaba que sería un diario muy apoyado en RRSS… pero también llega tarde a este mundo, donde son legión los influencers y periodistas antaño relevantes que han dejado atrás el concepto de pertenencia a un medio de comunicación y generan sus propios contenidos a través de todo tipo de plataformas y redes, con un más que aceptable éxito.

Hay jóvenes influencers, muy vinculados a los equipos; un poco hooligans, todo hay que decirlo, que captan de miles de seguidores. Además, son capaces de atraer una enorme atención con contenidos distintos (entrevistas a pie de grada, viajes de los equipos, visualización de partidos por tv y posterior debate…), y ya son objeto de atención por parte de clubs y jugadores.

Entre ellos, además, están creando un ecosistema: se citan entre ellos, montan tertulias, se apoyan mutuamente… Ellos sí han sido capaces de generar contenidos distintos, apoyados en un nuevo lenguaje, totalmente a pie de calle.

Por no hablar de decenas de páginas web gestionadas por fans, que, a lo largo de los años consiguen acumular ya una ingente cantidad de contenidos y seguidores, que reflejan, incluso, las distintas corrientes de opinión entre los seguidores.

¿Ha logrado Relevo generar nombres nuevos, líderes de opinión, generadores de nuevos contenidos o, al menos, frikis que pongan polémicas sobre la mesa; como sí han hecho El Chiringuito, Radio Marca, Cuatro TV o varias cuentas de Youtube? La respuesta es clara: NO.

La realidad es que Relevo es otro ‘inventito’. Un medio, a lomos de un (otrora) gran grupo multimedia, que sirve para que jóvenes periodistas jueguen a ser los nuevos José María García o José Ramón de la Morena, pero que erosionó el Ebtida del grupo en 5,038 millones y 6,273 millones en 2022 y 2023 respectivamente (conforme cifras publicadas por la propia Vocento) y cuyos ingresos fueron de 446.000 euros y 2,193 millones, en el 22 y el 23. Peanuts. No se prevé salir de pérdidas hasta 2025, aunque hay quien lleva la cifra ya a 2026.

En las memorias de la compañía, afirman como gran logro que Relevo tiene ya 1,2 millones de usuarios en redes, sin especificar mucho más. ¿Qué capacidad de monetización ofrecen estas cifras? A un CPM de 1 euro (que para una red es ciencia ficción), esa cifra de seguidores valdría, si todos vieran un contenido de Relevo, 1.000 euros. Pero la realidad es que la monetización de las redes es un 10% de ese 1€ CPM: 0,1€. Para sacar partido, hay que incrementar muchísimo esa red de seguidores y hacerla activa. Misión imposible, a no ser que aparezcan nuevas ideas de negocio, que nos dejen boquiabiertos a los demás. Pero no será ya con Enríquez al frente.

La realidad es que el sector de prensa y audiovisual en general se está rehaciendo. Todavía nadie (o casi) ha dado con un modelo de negocio para los próximos años, después de lustros penando. Luis Enríquez, a quien se nos vendía como un ejecutivo visionario, al que Vocento fue capaz de arrancar de las garras de Prisa, no ha sido capaz de frenar la caída de su Grupo, que ha perdido más de 200 millones de euros en ingresos en los últimos años. Cuando se hizo cargo, valía 1.900 millones en Bolsa, hoy, vale en el entorno de 100, y gracias a que Paramés sigue enredando en el capital de la compañía.

Sí, ha creado nuevas áreas, alejadas del negocio de la prensa, que han aportado unas cuantas decenas de millones, pero ¿son vectores capaces de liderar una transición hacia un nuevo modelo? ¿El futuro pasa por las agencias o los ‘servicios digitales’? Nos tememos que no y, seguramente, Relevo es el caso más palpable de proyecto anticuado con grandes ínfulas, que, en realidad, no era más que otro movimiento de pollo sin cabeza, que acabó con la ya desgastada paciencia de los Ybarra (y demás nombres ilustres de Neguri), y Luca de Tena.

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.