rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Alrededor de 2.000 niños se operan al año en España de cardiopatías congénitas y valvulopatías

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
ninos-operados-cardiopatias-congenitas ninos-operados-cardiopatias-congenitas

Las cardiopatías congénitas y las valvulopatías pediátricas no son infrecuentes en España. De hecho, anualmente se operan unos 2.000 niños por esta razón en diferentes tipos de intervenciones, que van desde las que se realizan a recién nacidos o niños más mayores que necesitan adaptar sus dispositivos y prótesis a su ritmo de crecimiento. Se calcula que 8 de cada 1.000 nacimientos en España padecen este tipo de patologías, lo que implica que si anualmente nacen en nuestros días 380.000 niños, unos 380 lo hacen con algún tipo de cardiopatías.

Como respuesta desde al ámbito hospitalario privado a esta realidad sanitaria el Centro Integral de Enfermedades Cardiovasculares HM CIEC, ubicado en el Hospital Universitario HM Montepríncipe, ha desarrollado diversas unidades y equipos que apuestan de manera general por la detección precoz y el abordaje multidisciplinar. Este hecho ha convertido a la compañía en el Grupo que mayor número de intervenciones realiza y que lo han transformado en pionero a la hora de implementar nuevas soluciones tecnológicas en las cardiopatías congénitas y las valvulopatías pediátricas. 

El Dr. Fernando Villagrá es el jefe de la Unidad de Cardiopatías Congénitas (UCC) de HM CIEC y destaca que, “hoy día la detección médica de las cardiopatías se lleva a cabo durante la vida fetal en su mayoría o en los primeros días, semanas o meses del nacimiento, de forma que muy precozmente se puede planificar el correspondiente tratamiento médico o quirúrgico. Una cardiopatía congénita es una lesión anatómica en una o varias de las cuatro cámaras cardíacas, de los tabiques que las separan o de las válvulas que regulan el tránsito de la sangre. No es infrecuente que estas lesiones se combinen entre sí de forma que un mismo paciente puede tener múltiples lesiones. De hecho, hay entre 50 y 70 tipos diferentes de cardiopatías”.

Por otro lado, la valvulopatía es una lesión en alguna de las válvulas del corazón, que pueden ser por estrechamiento de las mismas (estenosis) o por incompetencia en el cierre (insuficiencia) o ambas al mismo tiempo (doble lesión).

Para todos estos casos es necesario un manejo especializado. En el campo meramente técnico es de vital importancia la pericia, habilidad y experiencia del cirujano pues en ocasiones se trabaja con estructuras de 1 milímetro de tamaño. “La precisión y la delicadeza son esenciales y también cuenta los más de 34 años de experiencia de la Unidad de Cardiopatías Congénitas”, destaca el Dr. Villagrá.

HM CIEC, referencia

En este sentido, HM CIEC es el centro privado que más cirugías cardíacas congénitas de este tipo realiza tanto en la Comunidad de Madrid como en el resto de España. “Ofrecemos a nuestros pacientes, desde el feto y el neonato hasta el adulto congénito, todos los tratamientos percutáneos y quirúrgicos necesarios para el tratamiento de los distintos tipos de cardiopatías, salvo el trasplante cardíaco, con unos resultados a la altura de cualquier centro europeo”, asevera el Dr. Villagrá.

Una buena muestra de la capacidad tecnológica de esta unidad está en la implantación de procedimientos quirúrgicos novedosos como el que desarrolla el Dr. Álvaro González Rocafort, responsable de Cirugía en la Unidad de Cardiopatías Congénitas, y que se ha especializado en la reparación valvular conservadora. Uno de los problemas a los que se enfrentan los especialistas es que el lógico crecimiento de los pacientes pediátricos hace que los implantes de prótesis se queden obsoletos. Esto obligaría al cambio sucesivo de la prótesis original por prótesis de mayor tamaño a medida que el niño crece. “El Dr. Rocafort se ha especializado en la realización ‘artesanal’ de múltiples técnicas combinadas conservadoras con el objetivo es prolongar la vida funcional de la propia válvula del niño ya que esta tiene capacidad de crecimiento. Su presencia en la Unidad ha cambiado drásticamente los resultados y conseguido prolongar muchos años la vida útil de estas válvulas”, reconoce el Dr. Villagrá.

Melody 

Además el Dr. Rocafort ha sido pionero en España en la implantación de técnicas muy complejas de sustitución valvular mitral en aquellos casos en los que no ha sido posible la realización de técnicas conservadoras y han requerido el implante de una prótesis valvular. “Nuestra Unidad ha sido la única de la medicina privada y la primera de España en utilizar la prótesis valvular ‘Melody’ en posición mitral en niños de menos de 5 Kilogramos. A día de hoy, estos pacientes siguen muy bien y con la válvula funcionando correctamente”, señala el Dr. Villagrá. Las ventajas de esta prótesis consisten en que permite calibrar su diámetro al tamaño adecuado para válvulas menores de 16 milímetros y además es susceptible de re-dilatación a medida que el niño crece.

Por otro lado, HM Hospitales ha creado en HM CIEC la Unidad de Gestante con Cardiopatía Congénita para para proporcionar a las madres un embarazo y parto médicamente vigilado y asistido, con el objetivo de lograr un embarazo a término. En ella un equipo multidisciplinar de obstetras, hematólogos, cardiólogos pediátricos y cirujanos cardíacos congénitos hacen un seguimiento protocolizado estrecho y exhaustivo de las gestantes con cardiopatía evaluando tanto a la madre como al feto hasta el momento del parto y su seguimiento después del mismo. “Nuestro primer caso, una madre de 33 años portadora de una prótesis mitral, a la que en varios centros se había desaconsejado el embarazo, ha dado a luz felizmente una hermosa niña, totalmente normal, en HM Montepríncipe con la asistencia multidisciplinar de la Unidad de Gestante con Cardiopatía Congénita de HM CIEC”, señala el Dr. Villagrá.

¿Cuándo es necesaria una cirugía?

Algunas cardiopatías simples pueden curarse ‘solas’ con el tiempo. Pero la mayoría de las cardiopatías congénitas complejas requieren para su curación una intervención quirúrgica o un cateterismo terapéutico. “En una sesión médico-quirúrgica donde están presentes todos los cardiólogos y cirujanos de la Unidad, se presenta y discute cada paciente de forma consensuada, planificando la actitud terapéutica a desarrollar, la técnica quirúrgica o hemodinámica (cateterismo) más apropiada para cada caso, así como la urgencia de la intervención”, afirma el Dr. Villagrá.

Este es un ejemplo claro de un abordaje multidisciplinar en el que la decisión está consensuada entre varios profesionales y representa un aval de seguridad y garantía para el paciente. “El cardiólogo hace un informe final incluyendo la decisión tomada conjuntamente y pide a los padres del niño, al adolescente o adulto que acuda a consulta con el cirujano o hemodinamista para que le explique el procedimiento a realizar, sus riesgos y resultados esperables”, indica el responsable de la Unidad de Cardiopatías Congénitas.

Apoyo psicológico

Es en este punto en el que cobra importancia la necesidad de contar con un apoyo psicológico para el propio paciente y los padres y familiares. “Tenemos en la Unidad una psicóloga especialista en el apoyo a padres y niños con cardiopatía congénita que da soporte en caso necesario. Es necesario el apoyo y cuidado también de los padres durante el periodo del ingreso pues es un momento de mucho estrés y sufrimiento”, concluye el Dr. Villagrá.

Seguiremos Informando...

Modificado por última vez: Jueves, 12 Septiembre 2019 13:34
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto