miércoles, 29 junio, 2022

Jornada La información como vehículo para la mejora en la gestión y beneficio del paciente

El correcto empleo de las nuevas tecnologías de gestión hospitalaria aumentan la eficiencia, al tiempo que reducen costes. Muchos hospitales privados son referente de calidad en nuestro país gracias a la utilización de una tecnología médica de vanguardia.

 

El empleo de nuevas tecnologías en el ámbito hospitalario basadas en sistemas eficientes de información y gestión permiten un mejor análisis de los recursos empleados y su costeefectividad, de igual modo, ayudan a generar una mayor eficiencia, al tiempo que contribuyen a perfeccionar los aspectos que rodean la seguridad del paciente. De esta manera, podemos concluir que un correcto empleo de estas nuevas tecnologías contribuye a aliviar los problemas y retos clave de a los que se enfrenta actualmente el Sistema Nacional de Salud. Esta es una de las principales conclusiones que ha podido extraerse en la reciente jornada La información como vehículo para la mejora en la gestión y beneficio del paciente, organizada recientemente en Madrid General Electric Healthcare y el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

 

El manejo de la historia clínica electrónica, la telemedicina, la medicina computacional y técnicas tan avanzadas como la radiocirugía o la cirugía robótica, son sólo algunos ejemplos de la innovación tecnológica aplicada al entorno hospitalario y volcada en mejorar y optizar la atención excelente al paciente. De esta manera, el usuario dispone, ejemplo, de su historial clínico electrónico, independientemente del centro hospitalario en el que se encuentre, con todos los estándares de seguridad y calidad en cuanto a protección de datos y atención médica.

 

En este sentido, el presidente del Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS), Jose Ramón Rubio, ha explicado durante la inauguración de dicho encuentro, que “ahora más que nunca, y a pesar de la coyuntura, tenemos que seguir esforzándonos en poner al servicio del paciente la tecnología necesaria para su diagnóstico y tratamiento, así como tenerla actualizada. Esto es algo que en el sector privado llevamos haciendo, de forma contundente, en los últos quince años, lo que ha permitido que muchos hospitales privados se hayan convertido en referentes de calidad gracias a su tecnología médica de vanguardia. No olvidemos que mas del 50% de los PET y el 60% de las resonancias magnéticas existentes en hospitales de nuestro país están ubicados en centros privados”. A estos datos debemos añadir, tal y como muestran los datos del Informe Sanidad Privad, Atando Valor 2012” que el 20% de las sesiones de radioterapia y quioterapia también se realizan en el marco del sector sanitario privado.

 

Por su parte, el secretario general de dicha entidad, Juan Abarca, ha indicado que “jornadas como ésta son la prueba evidente de que el sector privado apuesta la innovación y la excelencia, y tanto, sólo resta anar a este sector a seguir invirtiendo en tecnología a fin de cubrir la demanda de los usuarios que copagan voluntariamente para tener acceso a las últas novedades. Las dificultades económicas que existen actualmente conllevan un esfuerzo para nuestros usuarios, lo que nos obliga a tener que ganarnos, más que nunca, su confianza, tratando de poner a su disposición los mejores medios posibles”, añade Abarca.

 

La situación económica actual pone que para llegar a ofrecer a los ciudadanos dicha innovación es necesario acometer una serie de medidas que hagan del Sistema Nacional de Salud un entorno sostenible. En este sentido, en España, el 20% de la población (7 millones de personas) copaga voluntariamente un seguro de asistencia sanitaria que descarga de gasto sanitario público de una media de 631 euros persona y año.

 

Además, según el secretario general del IDIS, existen otras soluciones que hacen viable disminuir el gasto sanitario público sin restar calidad al sistema y que permiten acceder al paciente a la innovación, “como la ampliación del modelo de los mutualistas a nuevos colectivos y el fomento de modelos de gestión que faciliten la colaboración públicoprivada”.

 

En este sentido, sin duda, la colaboración públicoprivada ofrece al Sistema Nacional de Salud una potencial herramienta para garantizar la sostenibilidad del mismo. Además del mutualismo, destacan como formas de esta colaboración los conciertos y las concesiones administrativas que incluyen la gestión de servicios sanitarios. Respecto a los beneficios, Juan Abarca destaca ”la transferencia del riesgo financiero en cuanto a que es la empresa privada la que asume los posibles reveses, la innovación tecnológica, la atación de Recursos Humanos complementarios así como la descarga de los presupuestos públicos”.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.