En la Tierra a martes, 16 abril, 2024

Así ha respondido la Casa Real al juicio del Caso Nóos

El departamento de comunicación de la Casa Real ha instalado el silencio como la política de comunicación desde este fin de semana. El comienzo del Juicio del Caso Nós, que ha llevado al banquillo de los acusados a la Infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarín, ha supuesto el cierre de la Casa del Rey Felipe VI a los medios de comunicación. Las apariciones públicas del monarca se limitan a su discurso de Nochebuena. El Caso Nóos junto con la difícil situación política que vive España con el conflicto secesionista con Cataluña y la formación de un nuevo gobierno ponen entre la espada y la pared al nuevo monarca, que se enfrenta estos días al momento más crítico de su reinado. Su director de comunicación, Jordi Gutiérrez, ha decidido instaurar el silencio en torno a todo lo que ocurre en torno al monarca y lo que sucede en la Casa Real.

El comienzo del Juicio del Caso Nóos ha traído a la primera plana de los medios de comunicación los viejos fantasmas de la Corona Española: la corrupción. Esa misma corrupción que terminó por llevar a abdicar a Juan Carlos I y el destierro de la Infanta Cristina y su familia del seno de la Familia Real. A estos problemas, hay que sumar la situación actual de no-gobierno en el poder ejecutivo, en una pelea encarnizada por el poder entre los diferentes partidos políticos y que parece que dejaría al PP fuera de juego si finalmente el PSOE consigue un gran pacto de izquierdas. Y por si fuera poco, el desafío soberanista de Cataluña comienza a tomar forma después de la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat con los apoyos de Junts Pel Sí y la CUP.  Son muchas las voces que echan de menos la figura del Jefe del Estado en esta situación de incertidumbre. Sin embargo, Casa Real tiene una política de comunicación muy clara: el silencio.

Atrás quedaron los correveidiles que iban de Casa Real a los despachos de los medios de comunicación con los últimos chismorreos y globos sonda que enviaban los anteriores responsables de comunicación del Rey. Eso se acabó. Ya nadie consigue sacar una sola información desde dentro de la Casa Real. Felipe VI no es el ‘afable’ y ‘campechano’ Rey Don Juan Carlos, que entre risas y fotografías soltaba las tan agradecidas ‘perlas informativas’ a los periodistas de la corte. El nuevo director de comunicación de Felipe VI conoce perfectamente el modo de trabajar del anterior equipo del Rey emérito, de hecho, Jordi Gutiérrez trabajó durante 16 años en ese departamento, antes de pasar a ser director de comunicación de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM). En este periodo fue la mano derecha de Arturo Fernández, concretamente desde el año 2010. Fuentes cercanas a la patronal no han dudado en afirmar que la razón por la que precisamente el pequeño Nicolás llegó a la recepción de la coronación de Felipe VI se debía a la posible estrecha relación entre él mismo y el director de comunicación de Arturo Fernández y actual jefe de comunicación de la Casa Real, Jordi Gutiérrez. Habrá que ver si el “Pequeño Nicolás”, ahora reconvertido en el “Pequeño Fran” suelta prenda dentro de la Casa de Gran Hermano de esta relación.

Lo que está claro es que la política de comunicación de Casa Real en estos días es la del silencio absoluto. Las filtraciones se han cortado. Ni el Rey ni ninguno de sus asesores está dispuesto a que salga del Palacio de la Zarzuela ninguna información que pueda entorpecer y afectar a la imagen de la Corona. Con Felipe VI se acabaron las filtraciones interesadas. Sin embargo, el director de comunicación de la Casa Real, Jordi Gutiérrez, tampoco está llevando a cabo su cometido, es decir, ayudar a la mejora de la imagen de la Institución y la figura del Rey en los medios de Comunicación. El dircom de Felipe VI no ha conseguido ni el apoyo ni beneplácito de los medios. Las informaciones sobre el Rey emérito y sus aventuras extramatrimoniales saltaron a los medios de comunicación hace pocos meses y desde Zarzuela el dircom fue incapaz de parar lo que años llevaba retenido en las redacciones de los periódicos. De nuevo, el director de comunicación de la Casa Real se enfrenta ahora a una nueva prueba de fuego, el Juicio por el Caso Nóos. Aquí  la desvinculación de la infanta Cristina con la Familia Real ha dejado a los Duques de Palma completamente expuestos, a merced de las plumas más viles de los medios de comunicación, sin ayudar en nada a la imagen de la Corona, en un momento en el que se pone más en cuestión que nunca el papel del Jefe del Estado. Muchos aseguran que es solo cuestión de tiempo la salida del director de Comunicación, Jordi Gutiérrez, de los despachos de Zarzuela.

Tampoco la Casa Real se ha pronunciado sobre sobre las declaraciones del ex socio de Iñaki Urdangarín, Diego torres, en el programa de laSexta El Objetivo en el que aseguraba que la Casa Real era consciente de todos los movimientos del Duque de Palma. 

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.