martes, 27 septiembre, 2022

La audiencia da de lado a los políticos en plena precampaña electoral

Las elecciones generales del próximo 28 de abril cada vez están más cerca y eso se nota en la programación televisiva. Desde que se confirmó el adelanto electoral, las diferentes cadenas han apostado por realizar entrevistas a los candidatos de los principales partidos, algo que otrora era garantía de grandes datos de audiencia. Pero todo ha cambiado: la saturación de la sociedad ante la avalancha de comicios, unido a la bajada de consumo televisivo, ha llevado a que las entrevistas políticas hayan perdido ese aura de imbatibilidad.

La ronda de entrevistas realizada por Carlos Franganillo en La 1 es el mejor ejemplo de este cambio de panorama. A lo largo de las últimas semanas, el periodista ha charlado con Pedro Sánchez, Pablo Casado, Irene Montero y Albert Rivera y el resultado ha podido ser más catastrófico, ya que ninguna de las entregas ha sido capaz de rebasar la barrera del 10% de share.

Este mal rendimiento no es propiedad exclusiva de TVE. Sin ir más lejos, la entrevista de Pablo Iglesias este martes en El hormiguero se tuvo que conformar con un 12,5% de cuota de pantalla y 2.435.000 espectadores, lo que supone una caída de 9,8 puntos y 1.388.000 seguidores con respecto a su primera visita al programa, ocurrida a finales de 2015, que marcó récord histórico.

Tras su baja por paternidad, Pablo Iglesias regresó al ruedo mediático en laSexta noche y, pese a incrementar los datos habituales del espacio, la entrevista al líder de Podemos se conformó con un 8,7% de share y 977.000 televidentes. Su encuentro con el presentador de Informativos Telecinco 21:00 horas tampoco interesó excesivamente a la audiencia, ya que cosechó un 13,2% de cuota y 2.271.000 espectadores, una cifra muy discreta frente al 22,2% de share y 4.269.000 fieles que logró la entrevista realizada por Piqueras el 23 de febrero de 2015.

peh.jpg

Por su parte, Albert Rivera mejoró ligeramente el resultado que consiguió Iglesias en su visita a Informativos Telecinco. En su entrevista con Pedro Piqueras, el candidato de Ciudadanos interesó al 15,5% de share y 2.572.000 fieles, resarciéndose así de su fallido encuentro con Carlos Franganillo en La 1, que se saldó con un 8% de cuota de pantalla y 1.440.000 seguidores.

Otro de los casos más sangrantes tiene a Pedro Sánchez como protagonista. El líder del PSOE congregó a un 15,2% de share y 2,5 millones de espectadores en su primera entrevista como presidente del Gobierno, que fue emitida por La 1. Ocho meses después, Sánchez regresó a TVE con un resultado muy distinto, ya que solo retuvo al 9,2% de cuota de pantalla y 1.672.000 espectadores, perdiendo 6 puntos y casi un millón de televidentes.

Pablo Casado tampoco ha tenido un debut espectacular como candidato del PP. El líder de la formación popular obtuvo un gris 8,5% de share y 1.585.000 televidentes en su entrevista con Franganillo, demostrando que tampoco levanta excesivas pasiones. Algo mejor le fue en su visita a ‘El objetivo’, ya que el político hizo crecer al espacio de Ana Pastor hasta el 7,7% de cuota y 1.218.000 fieles.

La constante campaña electoral que plantean los partidos con la consiguiente saturación que eso supone para la ciudadanía, la crispación que provoca la política en los últimos tiempos y la caída en el consumo televisivo son los principales factores que explican esta bajada generalizada de audiencias, que se ha acentuado en este período preelectoral.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.