jueves, 1 octubre, 2020

‘La vida moderna’ abandona su calvario y crece un 25% en 2019

Ignatius Farray se queja del calvario que está sufriendo durante un programa de 'La vida moderna'

La primera oleada del EGM de 2019 dejó en una situación complicada a la Cadena SER. La emisora de Gran Vía, 32 veía como sus principales baluartes cedían ante sus competidores, comprometiendo su liderazgo absoluto. Pero, entre tanta tormenta, hay claros que permiten vislumbrar algo de esperanza. Uno de estos brotes verdes es La vida moderna, que ha conseguido mejorar la audiencia tras su trágico cierre de 2018.

El espacio que comandan cada madrugada David Broncano, Ignatius Farray y Quequé consigue elevar sus datos por primera vez en año y medio y alcanza los 100.000 oyentes diarios. Con respecto a la oleada anterior, supone la incorporación de 20.000 nuevos fieles, lo que se traduce en una subida del 25% en solo cinco meses.

Pero, pese al crecimiento experimentado, La vida moderna sigue lejos de los números que obtenía en su horario anterior. Cabe recordar que, desde esta temporada, el programa se emite de 4:00 a 4:30 horas, lo que ha perjudicado notablemente al dato de su audiencia lineal. Hasta entonces, el formato comenzaba a las 1:30 horas y solía rondar los 200.000 oyentes, aunque en 2018 había caído hasta los 150.000 fieles.{wbamp-show start}

 LVM_EGM_2019.jpg{wbamp-show end}

Más allá de su audiencia lineal, La vida moderna continúa siendo un fenómeno de masas. El espacio, que se alzó como vencedor en la categoría de Mejor programa de radio en la pasada edición de los Premios Ondas, arrasa en Youtube, donde cada entrega consigue más de 150.000 visualizaciones en menos de 24 horas. Además, el formato sigue llenando los pabellones de toda España con su versión teatral y Broncano, Quequé e Ignatius se han propuesto llenar el madrileño WiZink Center el próximo 28 de junio.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.