miércoles, 20 octubre, 2021

Los trabajadores de RTVE retoman las protestas contra la gestión de Rosa María Mateo

Los trabajadores de Corporación de RTVE han retomado las concentraciones de protesta iniciadas el 26 de abril de 2019. De esta forma, retoman las movilizaciones tal como se lleva haciendo en el último año con las convocatorias oficiales a través del Comité de Empresa de Madrid. Esta huelga fue promovida por el colectivo RTVESinPersonal en su denuncia por la falta de producción propia interna, la carencia de recursos técnicos y humanos en muchas áreas o la opacidad en la gestión, entre otras cuestiones.

Según el comunicado emitido por CRTVE, los trabajadores siguen preocupados por la externalización de la producción. Una de las cuestiones que más preocupa es la retransmisión de la Gala de los Goya por MediaPro y “la paralización de las Unidades Móviles para la producción de programas como Masterchef  u Operación Triunfo en naves que podrían ser dotadas técnicamente y ahorrar así el gasto en utilizar medios de retransmisión no específicos para producciones continuadas y programadas en el tiempo”.{wbamp-show start}

Orquesta RTVE 1200.jpg{wbamp-show end}

Así, los trabajadores solicitan al Gobierno el fin de la provisionalidad de la presidencia de Rosa María Mateo. La actual presidenta de RTVE ya manifestó en la Comisión Mixta de control parlamentaria su intención de dejar el cargo. Además, piden que se realice un concurso público con garantías para la elección del Consejo de Administración y presidencia de RTVE.

CRTVE, como corporación pública de comunicación de la Unión Europea, considera que la actual función de la Corporación difiere mucho de lo que debería ser, pues no cumple con los parámetros que debería tener una empresa pública, pues debería ser clave para el desarrollo de la democracia, para los ciudadanos y para nuestro país.

“La funesta gestión y la profunda opacidad llevan hundiendo esta empresa desde hace años, en especial desde la conversión en corporación mercantil”. Según explican en el manifiesto, los diferentes equipos directivos han dirigido la corporación hacia la minimización estructural y el expolio de recursos y presupuesto. Aluden también a la externalización y privatización directa de la empresa.

Además, califican como infame la opacidad de los contratos públicos, ya que estos permiten que las inversiones millonarias en las producciones propias acaben en bolsillos de terceros, generando beneficios privados. La Corporación considera que “la programación está sometida a los intereses de los grandes lobbies privados nacionales o internacionales de la comunicación, al margen de las necesidades y demandas sociales o de país”.

Por otra parte, denuncian la falta de creación y desarrollo de formatos. Afirman que menos de un tercio de la programación ofertada y producida se puede calificar como producción propia interna, lo que supone el incumplimiento de la ley Mandato Marco de RTVE. Ante esta situación “insostenible que no sólo afecta a nuestros trabajos, sino que nos incapacita para cumplir con el mandato que como servicio público tenemos encomendado, y ante el continuo fraude de ley que supone el desmantelamiento encubierto de esta corporación…”, los firmantes de este manifiesto han exigido una serie de cuestiones como el ya mencionado cese de la internacionalización de servicios.

Seguiremos Informando…

 

 

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.