lunes, 25 octubre, 2021

‘La habitación del pánico’ empeora las tardes de Cuatro en su primer mes en antena

La habitación del pánico, el proyecto con el que Mediaset quería dar un paso más en su concepto de ‘televisión transversal’, cumple un mes en antena. El programa que presenta Núria Marín arrancó sus emisiones el pasado 17 de febrero con la intención de reflotar el tramo final de las tardes de Cuatro, cuya debilidad acababa por lastrar el dato de First dates. El formato, heredero de Cazamariposas, ocupó el hueco dejado por Ven a cenar conmigo en la parrilla de la cadena, que no ha notado ninguna mejoría con el cambio.

El magacine debutó en Cuatro con 3,8% de cuota de pantalla y 562.000 espectadores, un dato que, sin ser brillante, mejoraba lo presente. Aunque a lo largo de su primera semana de vida tuvo problemas para sobrepasar el 3% de share, La habitación del pánico logró establecerse por encima de esa barrera con el paso de las entregas, llegando a firmar su máximo de audiencia (4,6% de cuota y 657.000 televidentes) el jueves 27 de febrero.

Desde entonces y afectado por la actualidad informativa, el espacio ha experimentado una caída en picado. El mejor ejemplo de este desplome tuvo lugar el pasado lunes 16 de febrero, cuando el espacio alcanzó un 1,7% de cuota y 334.000 fieles, su mínimo histórico, debido al buen rendimiento que vienen cosechando las cadenas que sí se han volcado con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en esa franja.{wbamp-show start}

PGM1 LHDP (6) (1).jpg{wbamp-show end}

A lo largo de las 20 entregas que Cuatro ha emitido de La habitación de pánico, el formato ha promediado un 3,1% de share y 463.000 espectadores, situándose 2,5 puntos por debajo de la media mensual de la cadena. Además, el programa empeora los datos que cosechó Ven a cenar conmigo en esa misma franja entre enero y febrero, anotando 0,2 puntos y 15.000 adeptos menos que el formato locutado por Luis Larrodera.

Pese a que los números del espacio están siendo ligeramente más satisfactorios en su emisión en Divinity, lo cierto es que la llegada de La habitación del pánico a Mediaset no ha provocado ningún tipo de mejora en las tardes de Cuatro, que siguen siendo un cementerio televisivo. Solo el tiempo dirá si el magacine consigue romper la maldición que persigue a la franja vespertina de la cadena, aunque todo hace pensar que, mientras el interés informativo siga focalizado en el coronavirus, el espacio no tendrá ninguna oportunidad de despuntar.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.