miércoles, 2 diciembre, 2020

De ‘Informe Robinson’ a ‘El día después’: los programas que encumbraron a Michael Robinson

El 15 de enero de 1989, Osasuna perdió un delantero y España ganó un comunicador. Tras su salida del club navarro a causa de los continuos problemas que acusaba su rodilla derecha, Michael Robinson decidió seguir el camino que toman muchos otros futbolistas: reinventarse en comentarista deportivo. Pocos meses después de colgar las botas, el británico ya andaba por TVE para narrar competiciones como la liga inglesa o el Mundial de Italia ’90 con un estilo que enamoró a Alfredo Relaño, que vislumbró rápidamente el potencial que albergaba y lo reclutó para los albores de Canal+.

Allí coincidió con Carlos Martínez, el que acabó siendo su compañero de batallas en mil y un partidos. Pero el salto definitivo de Robinson llegó en 1991, cuando Valdano dejó El día después para entrenar al Tenerife y la cadena le ofreció su puesto en el programa. Michael no dejó escapar la ocasión y se sumó al barco comandado por Nacho Lewin. La aventura, que se extendió a lo largo de 14 años y se convirtió en la educación sentimental de varias generaciones de amantes del fútbol, terminó por consagrar como leyenda televisiva a un tipo que demostró que para comunicar no hay que hablar a la perfección un idioma, basta con saber lo que uno quiere decir.{wbamp-show start}

el dia despues michael robinson.jpg{wbamp-show end}

Su fama llegó a tal punto que los responsables de Las noticias del guiñol decidieron en 2002 que su homólogo de látex se encargase de presentar el espacio satírico, engordando el cariño que sentía el público hacia su figura Tras el cierre de El día después, Robinson se sumó a Maracaná ’05, el extraño espacio deportivo-humorístico que desarrolló Cuatro en sus inicios con la ayuda de Paco González y Carlos Latre y que no convenció al exfutbolista, que se apeó del proyecto dos semanas después.

Mientras continuaba ejerciendo como comentarista estrella de Canal+, Michael fue dándole forma a una idea sencilla que acabó siendo revolucionaria: Informe Robinson. El formato, estrenado el 31 de octubre de 2007, se consolidó  como uno de los iconos de la cadena de pago gracias a la sencillez y rotundidad de sus reportajes, que rápidamente se colaron en el imaginario popular (inolvidable aquel Cuando fuimos campeones que narró la conquista del Mundial de Sudáfrica).

Pero su trayectoria audiovisual no solo se limita a la televisión: José Ramón de la Morena también supo ver el talento innato que poseía Michael para los medios de comunicación y a principio de los noventa lo fichó para El larguero. Desde entonces, nunca dejó de colaborar con la SER, que llegó a concederle un programa en solitario, Acento Robinson, durante la primavera de 2013. Para sorpresa de nadie, el formato funcionó y se alargó hasta que su salud se lo permitió.

El hombre que sonreía en la portada de PC Fútbol, el tipo que puso voz a innumerables tristezas y alegrías durante tres décadas, el señor que optó por la calma y el sosiego ante los tiempos de tertulias gritonas y polémicas ficticias ha muerto este martes a los 61 años víctima de un cáncer de piel. Es muy complicado cerrar un texto tan triste por lo que significa pero tan feliz por los recuerdos que deja, así que optaré por acabar como saludaría su guiñol: buenas noches, noches y tal y cual Pascual me es igual.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.