martes, 29 septiembre, 2020

El exilio del Emérito

Zarzuela carga en un comunicado toda la responsabilidad al Rey Emérito en su traslado fuera de España tras los escándalos de sus finanzas. El Rey Juan Carlos se traslada fuera de España. Así lo ha anunciado Zarzuela en un comunicado que repite la misma fórmula de las últimas acciones de comunicación relacionadas con los escándalos del Emérito. La Casa del Rey ha querido blindar a Don Felipe y Doña Leticia, también en esta ocasión, del foco mediático en su próximo traslado a Palma de Mallorca. El comunicado recoge la decisión de Juan Carlos I, trasladada a su hijo, Felipe VI, una fórmula inusual pero con un mensaje implícito que no es otro que dejar claro que la decisión es individual de Juan Carlos I. Es decir, no es una indicación de Zarzuela. El problema, viene a decir, no es del Jefe del Estado, que asume la decisión de su padre y reconoce implícitamente las consecuencias para la Corona que arguye el Emérito para su retiro fuera de nuestro país.

Después de este comunicado, otro muy breve, recogía las aclaraciones del abogado de Juan Carlos I en las que expresaba la voluntad del Emérito de ponerse a disposición de la autoridad fiscal, lo que ha aumentado las especulaciones sobre la posibilidad de que Juan Carlos I pueda ser juzgado por un ilícito penal.


La decisión podría haberse producido con pleno conocimiento del Gobierno en un momento en el que la tensión en torno a las últimas noticias conocidas ha tenido su reflejo en el debate político. De esta forma, la decisión y el momento de emitir el comunicado ha sido elegido para minimizar los daños tanto para la institución como para el debate político y las derivadas de una probable explosión anti monárquica en el Parlamento a la vuelta del verano.


La erosión a la Corona provocada por sus escándalos, la presión mediática y el cerco judicial han terminado por exiliar al padre del Rey. Su affair con Corina Larsen y las peligrosas consecuencias de esa relación ha terminado por explotarle a Felipe VI, que ya, en un comunicado anterior, anunció su renuncia a la herencia de su padre, una herencia que podría estar nutrida de fondos en Suiza a cuenta de comisiones procedentes de Arabia Saudí.

El comunicado del exilio del Emérito no dice dónde residirá a partir de ahora, ni cuando abandonará la Zarzuela, aunque fuentes conocedoras del proceso aseguran que ya está fuera del Palacio, pero lo cierto es que una vez fuera de España, podrá utilizar su patrimonio para residir, mientras la Justicia no le obligue a devolverlo al Estado o dicte cualquier decisión. Hay que recordar que Juan Carlos I pierde la inviolabilidad a partir de 2014 y que, por tanto, los posibles delitos realizados antes de este año no serían juzgados. Sí lo están los practicados desde esa fecha y eso es lo que se investiga.

Ya, en República Dominicana en el complejo hotelero Casa de Campo en La Romana, de su amigo Pepe Fanjul, el Emérito dice volver en septiembre.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.