martes, 1 diciembre, 2020

Esta noche se estrena la tercera temporada de ‘¿Te lo vas a comer?’. A partir de las 22:30 horas en laSexta

Alberto Chicote: «Hace más de 20 años que no pido comida a domicilio»

Alberto Chicote tratará de destapar algunos de los fraudes relacionados con la alimentación. «No hay manera de saber si un tomate es almeriense o de Dios sabe dónde», ha comentado

Alberto Chicote (Madrid, 1969) se ha convertido en uno de los rostros más conocidos de la televisión. Su carácter cercano y dicharachero, y su talento frente a la cámara, le han llevado a convertirse en uno de los presentadores habituales de laSexta. Pesadilla en la cocina o Top Chef son algunos de los programas que ha conducido, pero no los únicos. Esta noche Chicote está de vuelta por el estreno de la tercera temporada de ¿Te lo vas a comer? Hemos charlado con él para conocer de cerca los entresijos del programa. De paso, le hemos preguntado por la situación actual de la hostelería, un tema que le toca muy de cerca.

¿Qué van a encontrar los espectadores en la nueva temporada del programa?

Vamos a ver más denuncia y más casos que tienen que ver con el consumo y la alimentación y con buena parte de las cosas que nos preocupan a todos. Sobre todo aquellas ante las que los consumidores estamos bastante desvalidos. Hay una serie de productos que todos valoramos mucho, que parece ser que algunos no se lo toman tan en serio como deberían.

Estrenáis la tercera temporada de ‘¿Te lo vas a comer?’ con capítulo doble: ‘El timo del pan’ y ‘El fraude de la comida ecológica’ Cuéntame qué hay detrás de estos timos o fraudes.

Yo creo que hay dos grandes preguntas entorno a esto. Sabemos que el pan de masa madre es un producto más sano, de mayor calidad y por el que pagamos algo más. Lo que a mí me preocupa y el tema es ¿todo el pan que te encuentras en la panadería con el cartel de masa madre cumple con la normativa? Pues la respuesta es no. Hay gente que sin cumplir la normativa. Te vende un producto que no se ajusta a lo que es. El cliente se piensa que está comprando una cosa, pero en realidad es otra. ¿Cómo puedes comprobarlo como consumidor? Pues la respuesta es muy sencilla: no puedes. La única forma de hacerlo es con un peachímetro, que te indica si ese pan está realizado con masa madre o no.

Recientemente has comentado que nunca habías visto nada igual a lo de esta temporada ¿Qué te ha sorprendido tanto teniendo en cuenta la cantidad de cosas que has visto en otros programas?

Bueno, quizá lo que más me haya sorprendido sea la comida que se pide a domicilio. Por ejemplo, hay voces muy autorizadas que reniegan de la comida china que se sirve a domicilio y que no la reconocen como propia. Para ellos es un garbanzo negro en la gastronomía asiática. Entonces, fuimos a restaurantes chinos que lo hacen de cine y donde se come de maravilla. Y luego fuimos a pedir comida china y a buscar dónde se realiza, cómo lo hacen y en qué condiciones. Ahí sí que es verdad que nos encontramos unas cuantas sorpresas muy desagradables. Tuvimos la oportunidad de buscar en algunos sitios y nuestra reacción fue decir “madre mía de mi alma y de mi corazón, lo que está pasando aquí…”. Hace más de 20 años que no pido comida a domicilio, todo me lo preparo yo.

En ‘¿Te lo vas a comer?‘ hablaréis sobre el problema del reetiquetado de las frutas y verduras cultivadas en Almería ¿Hasta donde llega el fraude con estos productos?

Pues resulta que después de que Almería se haya convertido en la huerta de España, de que hayamos logrado tener la ‘Marca España’ reconocida como de máxima calidad en toda Europa y de que seamos la bomba, pues hay gente que, aprovechándose de esa marca, trae producto de fuera del país y una vez en España lo reetiqueta como si fuese de aquí. Esto supone una guerra comercial desleal, falsedad documetal, y que nuestros agricultores vean como otras personas producen otras hortalizas de menor calidad, las vendan con nuestra marca. Entonces la gente que vive de la agricultura en Almería están que trinan y hay que darles voz.

Entonces, ¿no podemos saber de dónde vienen los productos que consumimos?

Claro, paso lo mismo que con el pan de masa madre. No hay forma de saberlo, estamos en las mismas. Entonces, si resulta que quién pone la etiqueta te engaña y que quién tiene que no te engañen tampoco lo hace, pues tú te vas a tu casa con tus tomates almerienses más contento que unas castañuelas y en realidad te estás llevando el tomate de Dios sabe dónde.

También vais a tratar el tema de las intoxicaciones en restaurantes y las inspecciones sanitarias…

Sí, nosotros lo que hicimos fue buscar restaurantes donde habían habido intoxicaciones importantes. El objetivo era ver si los organismos que están pendientes de esto han hecho un trabajo previo, si han hecho un trabajo posterior y cuáles han sido las repercusiones de determinados hábitos a la hora de hacer las cosas. Entonces, visitaremos varios sitios donde ha habido intoxicaciones que han sido públicas y señaladas, y veremos cómo se ha reaccionado.

Dejando a un lado el programa, ¿Cómo ves la situación de la hostelería?

La situación que estamos viviendo es durísima. Yo la vivo en mis propias carnes, lo hablo con muchísimos compañeros sobre cuál es la situación cómo lo viven, cómo lo están pasando y cómo será el futuro. Lo que sí tenemos claro es que esta es una carrera en la que podremos o podrán sobrevivir quiénes más lejos puedan llegar. Ahora mismo todos tenemos el horizonte el saber que esta situación se va a acabar más tarde que pronto. Nos queda por delante una buena temporada antes de poder volver a una situación parecida a la que teníamos antes. Entonces, al final todos los hosteleros están echando las mismas cuentas: cuánto me cuesta tenerlo abierto, cuánto me cuesta tenerlo cerrado, y a partir de ahí, obrar en consecuencia. La hostelería es un negocio que necesita de unos gastos mínimos incluso con el negocio cerrado.

¿Crees que se ha sido injusto con el sector desde las instituciones?

Bueno, sin entrar en quién tiene es más o menos responsable, parece que los restaurantes tenemos la culpa de todo. Es como si los contagios se hubieran extendido por los restaurantes. Pero yo sigo diciendo que en los restaurantes las reuniones entre personas están mucho más controladas que en otros lugares, porque además, en un restaurante no se van a juntar nunca más de seis personas, el control es mucho mayor, las medidas higiénicas están más que vigiladas. Lo que pretendemos desde el programa es hace una fotografía real de lo que es la hostelería de este país. yo creo que la mayoría de la gente ha respetado la normas, se ha preocupado porque todo esté en las mejores condiciones…aún cumpliendo medidas tan locas como abrir al 50%.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.