martes, 7 diciembre, 2021

SIGUE LOS PASOS DE OTROS COMO AYUSO, PUIGDEMONT, DANTE, ALVAREZ DE TOLEDO O XIMO PUIG

Anna Grau engrosa la lista de periodistas que da el salto a la Política

FICHA COMO NÚMERO DOS POR CIUDADANOS A LAS ELECCIONES CATALANAS

La periodista Anna Grau es el último fichaje de Ciudadanos para las elecciones catalanas del 14 de febrero. La informadora sigue los pasos de otros catalanes como el expresidente Carles Puigdemont, el ex secretario general de Podemos en Cataluña, Albano Dante o la ex diputada, Pilar Rahola que, aunque no estudió Periodismo, sí ejerció el reporterismo. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; la ex portavoz del Grupo Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, ambas del PP; o el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, que trabajó en varios medios, la precedieron. “Vengo de la prensa catalanista y he tenido un proceso de decepción, preocupación, indignación y pánico”, han sido sus primeras palabras. “Nunca pensé que tendría que pedir permiso al resto de España para poder ser catalana”.

La relación entre periodistas y políticos ha dado para varias películas, incluso series de éxito. La estrecha relación, que en muchas ocasiones se establece entre la fuente y el informador provoca el cambio “al lado oscuro” de éstos, como se conoce en el argot. En el caso de Grau siempre ha estado comprometida con la política catalana, incluso ha escrito varios libros acerca de la situación político social en Cataluña. El anuncio de su fichaje por Ciudadanos como número dos en la lista para las próximas elecciones, ha provocado el incendio en las redes sociales e incluso amenazas hacia la hasta ahora colaboradora de varios medios.

Su fichaje es el último de los muchos que han acontecido en los últimos años, algunos de los cuales han llegado incluso a importantes cotas de responsabilidad. Es el caso del ex presidente Carles Puigdemont. Aunque no estudió Periodismo, el huido formó parte de la fundación de Catalonia Today y trabajó en El Punt. Parecido es el caso del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, que pese a que tampoco cursó la carrera, desarrolló su actividad profesional en la Agencia Efe, el Mediterráneo de Castellón, la Cope y Antena 3 Radio.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sí estudió Ciencias de la Información en la Universidad Complutense. A pesar de que su biografía profesional recoge que ha trabajado en diversos medios y agencias de marketing, en general, lo cierto, es que desde muy joven prestó sus servicios para el Partido Popular, donde ha desarrollado toda su carrera. Su primer puesto como asesora fue en la Consejería de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, dirigida por el entonces consejero Alfredo Prada, para el que la Fiscalía acaba de pedir 8 años de prisión por el supuesto desfalco de la Ciudad de la Justicia. Allí coincidió con Pablo Casado, asesor también de Prada, al que premió siendo ya presidente del PP Nacional, con el puesto de responsable contra la corrupción del PP.

Ayuso avanzó profesionalmente en otros puestos como asesora para finalizar siendo la comunity manager del PP de Esperanza Aguirre y de su perro Pecas. A ambos les gestionaba las redes sociales antes de dar el salto a la política profesional, de la mano de la ex presidenta Cristina Cifuentes, a punto de sentarse en el banquillo por el Caso Máster, que le dio el puesto de viceconsejera de Justica a las órdenes del tránsfuga Ángelito Garrido. De ahí, a la presidencia de la Comunidad de Madrid fue cuestión de pocos meses.

Otra popular que pasó de los medios de comunicación a la política fue Cayetana Álvarez de Toledo. La diputada del PP estudió Historia Moderna en Oxford, para dedicarse posteriormente a analizar la actualidad en El Mundo de Pedrojota y en la cadena Cope, hasta que fue fichada por el entonces secretario general del PP, Ángel Acebes, para ser la jefa de su gabinete. Desde ese año, 2006, Álvarez de Toledo ha ido y ha vuelto de la política a los medios y de éstos al PP, donde Casado la incluyó en la lista al Congreso y la nombró portavoz de la formación.

Casado viró al centro, tras varios viajes para encontrar la ubicación de la formación, y laminó a la popular de su puesto.

Mejor destino ha tenido el periodista Pablo Montesinos. Su salto a la política se produjo tras la elección de Casado como máximo responsable del PP. El vicesecretario y diputado de la formación se ha visto relegado en sus responsabilidades ante los medios, por el nombramiento del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, como portavoz nacional de los populares, un puesto de nueva creación que obliga a Montesinos a refugiarse en la sombra del plató, y d entretenedor de tertulianos al uso. Tras trabajar en Es Radio y Libertadigital, Montesinos colaboró también en varios programas de Televisión, fundamentalmente en LaSexta, con Paco Marhuenda.

Los casos de Irene Lozano y Edurne Uriarte son dos más de periodistas convertidos en políticos profesionales. La primera, especialista en Lingüística y Filosofía, trabajó en El Mundo y Abc antes de fichar por UPyD, donde fue diputada. De ahí se pasó al PSOE donde el presidente, Pedro Sánchez, la nombró secretaria de Estado. Uriarte, sin embargo, lleva una carrera más discreta dentro del PP, sin apenas relevancia.

También ha trabajado como periodista el ex secretario general de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachin y la ex diputada Pilar Rahola. Más activa en los medios de comunicación, la periodista Uxue Barkos, ex presidenta del Gobierno de Navarra, desarrolló su carrera profesional en RNE y TVE, así como en la televisión pública vasca.

No son puertas giratorias, es estar en el sitio oportuno, en el peor momento. Te pillan despistado, te lo crees y debutas. Lo peor es cómo sales…

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.