viernes, 26 febrero, 2021

EL DISCURSO DE BIDEN MARCÓ EL NUEVO RUMBO DE LA POLÍTICA ESTADOUNIDENSE

Las claves del primer discurso de Joe Biden como presidente de Estados Unidos

EN SU PRIMER DISCURSO JOE BIDEN A LLAMADO A LOS CIUDADANOS A LA «UNIDAD Y ESPERANZA»

Con una ceremonia marcada por la pandemia y las fuertes medidas de seguridad, Joe Biden se convirtió en el 46º presidente de Estados Unidos.

Después de la época Trump, el discurso de Biden marcó un nuevo rumbo para la política estadounidense. La unidad y la esperanza se convirtieron en las palabras más repetidas durante el primer discurso de Joe Biden como presidente de Estados Unidos. En prnoticias.com analizamos los puntos más destacados del discurso del presidente de Estados Unidos.

Unidad y Esperanza

«Juntos escribiremos una historia estadounidense de esperanza, no de miedo. De unidad, no de división. De luz, no de oscuridad. Una historia estadounidense de decencia y dignidad, de amor y sanación, de grandeza y bondad. Que la democracia y la esperanza, la verdad y la justicia, no murieron durante nuestra guardia, sino que prosperaron».

«Sé que hablar de unidad puede sonar un poco ridículo hoy en día. Sé que las fuerzas que nos dividen son profundas y reales. Pero también sé que no son nuevas. Nuestra historia ha sido una lucha constante entre el ideal estadounidense de que todos hemos sido creados iguales, y la fea y dura realidad de que el racismo, el nativismo, el miedo y la demonización llevan mucho tiempo separándonos. La batalla es perenne y la victoria nunca está asegurada».

Volveremos a ser un socio fiable

«El mundo nos está mirando hoy. Este es mi mensaje para aquellos más allá de nuestras fronteras: Estados Unidos ha sido puesto a prueba y ha salido de ello reforzado. Repararemos nuestras alianzas, y nos relacionaremos con el mundo otra vez. No para enfrentarnos a los retos del pasado, sino a los del presente y a los del mañana. Y no solo predicaremos con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo. Seremos un socio fuerte y fiable para la paz, el progreso y la seguridad».

Presidente de todos

«Si seguís sin estar de acuerdo, que así sea. Eso es la democracia. Eso es Estados Unidos. El derecho a disentir pacíficamente dentro de las barreras protectoras de nuestra democracia es quizá la mayor fortaleza de nuestra nación. Pero escuchadme con claridad: el desacuerdo no debe conducir a la desunión. Y os prometo esto: seré presidente de todos los estadounidenses. Lucharé con la misma fuerza por los que no me apoyaron como por los que sí lo hicieron».

«Conoced mi persona y mi corazón»

«Y aquí estamos, solo unos días después de que una turba descontrolada pensara que podía usar la violencia para silenciar la voluntad del pueblo, para frenar el funcionamiento de nuestra democracia, y para echarnos de este lugar sagrado. Eso no sucedió, y nunca sucederá. Ni hoy, ni mañana, ni nunca. A todos aquellos que apoyasteis nuestra campaña, me siento abrumado por la fe que depositasteis en nosotros. A los que no nos apoyasteis, permitidme que os diga esto. Escuchad lo que tengo que decir a medida que avanzamos. Conoced mi persona y mi corazón».

Segundo presidente católico tras John F. Kennedy

«Hace muchos siglos, San Agustín, un santo de mi iglesia, escribió que un pueblo es una multitud definida por los objetos comunes de su amor. ¿Cuáles son los objetos comunes que amamos y que nos definen como estadounidenses? Creo que lo sé: oportunidad, seguridad, libertad, dignidad, respeto, honor y, sí, la verdad».

Tolerancia frente al diferente

«Tenemos que poner fin a esta guerra civil que enfrenta al rojo con el azul, a lo rural con lo urbano, a los conservadores con los liberales. Podemos hacerlo si abrimos nuestras almas en vez de endurecer nuestros corazones, si mostramos un poco de tolerancia y humildad, si estamos dispuestos a ponernos en el lugar de otra persona solo por un momento».

Recuerdo a las 400.000 victimas de la pandemia

«Hemos sufrido mucho en este país. Y en mi primer acto como presidente, me gustaría pediros que os unáis a mí en un momento de oración silenciosa para recordar a todos aquellos que perdimos el año pasado por culpa de la pandemia. A esos 400.000 compatriotas, madres y padres, maridos y mujeres, hijos e hijas, amigos, vecinos y compañeros de trabajo. Les honraremos convirtiéndonos en el pueblo y en la nación que podemos y debemos ser. Recemos en silencio por aquellos que perdieron la vida, por aquellos que se quedaron atrás y por nuestro país. Amén».

Seguiremos Comunicando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.