martes, 9 agosto, 2022

EL EURODIPUTADO ABOGA POR LA FUSIÓN ENTRE PP Y CIUDADANOS

José Manuel García-Margallo: “Es curioso que el Gobierno hable de reputación cuando ha fulminado la Marca España”

PRNOTICIAS.COM ENTREVISTA A JOSÉ MANUEL GARCÍA-MARGALLO,  EURODIPUTADO Y EXMINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES

José Manuel García-Margallo, actual eurodiputado del Partido Popular y exministro de Asuntos Exteriores en el primer Gabinete de Mariano Rajoy, analiza en prnoticias.com la estrategia exterior del Gobierno de Pedro Sánchez y sus consecuencias en la imagen y reputación de España a nivel internacional.

José Manuel García-Margallo lo tiene claro. “Que no hay liderazgo político es este Gobierno es una evidencia. La política española se ha convertido en una pelea por el relato entre Iván Redondo y Miguel Ángel Rodríguez. Creo que falta gobernar y es muy difícil cuando una parte del Gobierno afirma que España es plurinacional y cuando los apoyos políticos dependen de partidos que lo que quieren es la disolución de la nación española y por tanto la derogación del Gobierno.  Hemos pasado del mando único a que las autonomías hagan cada una lo que consideren, si hay algo que no se perdona en política es no mandar”, lamenta.

La posición de García-Margallo frente al rumbo del Partido Popular por la “refundación del centro derecha” y con la “fusión” con Ciudadanos. “Pablo Casado tiene que definir un proyecto político que nos permita reconocernos a nosotros mismos y ser reconocidos por los demás. Solo con un programa de este tipo, Pablo Casado puede aspirar a la refundación del centro derecha y a la fusión con el partido de Inés Arrimadas, Ciudadanos. Casado no tiene que arremeter contra otras fuerzas políticas. Solo tiene que definir, de una vez, donde se encuentra el partido. Por eso, la fusión con Ciudadanos sería muy sencilla, únicamente sería definir una estrategia y un programa, no vale estar juntos por estar juntos”, afirma.

“La fusión con Ciudadanos sería muy sencilla, únicamente sería definir una estrategia y un programa

José Manuel García-Margallo

“Solo cuando defines que quieres que ser y quién eres y por lo que estás trabajando, podrás ser reconocido. Pablo Casado tiene que entender que un partido de centro no es un partido que tenga alguien a la derecha y la izquierda,  eso es un partido de en medio, un partido de centro es que un partido que está comprometido con los principios del orden liberal internacional, libertades, economía social de mercado y un europeísmo militante, aspecto que VOX niega”, afirma García-Margallo.

La ‘Marca España’ a la baja

“La reputación de España en Europa es baja  porque tenemos un Gobierno que crea escepticismo en las corrientes europeas. Lamento que desde el primer momento el nuevo gobierno fulminase el término “Marca España” era el signo distintivo que el anterior Gobierno había marcado sin ningún coste adicional en los años en los que estuvimos en exteriores Carlos Espinosa de los Monteros y yo. Cuando un Gobierno se priva de un instrumento de este tipo y el resultado se traduce en un descenso en la reputación y en el valor de marca me parece mal. Es curioso que en la nueva estrategia hablen mucho de reputación y marca siendo el propio Gobierno el que ha fulminado el término “Marca España”, subraya.

Las continuas discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos marcan y dificultan el que se defina una estrategia de acción exterior con provisiones concretas y compartidas por ambos. Para García-Margallo, la “primera fractura” que recoge el plan de acción exterior 2021-2024 se refiere a la parte socioeconómica. “El gran problema que se va a enfrentar el Gobierno en el periodo de cuatro años va a ser cuando la situación se estabilice en Europa y el BCE no siga haciendo compras masivas que es lo que esta facilitado que el gobierno pueda colocar la deuda a coste cero. En ese momento, los mercados van a priorizar en función de la confianza de cada gobierno. En España las continuas discrepancias no ayudan a trasmitir confianza y a tranquilizar a los inversores y por tanto a invertir en este país”, lamenta.

El actual eurodiputado del Partido Popular critica que en la nueva estrategia exterior falta definir los escenarios y las posibilidades de acción. “El nuevo plan estratégico no especifica el tipo de acuerdo de España y Gibraltar. Tampoco mencionan la estrategia concreta en tema del Sáhara que es un tema vital  o nuestras relaciones con Marruecos que son prioritarias desde el punto de vista de seguridad e inmigración. Ocurre igual con Oriente Medio y América Latina, el Gobierno no define la posición estratégica de España, en una temporada reconoce  a Guaidó y al tiempo deja de reconocer, todo esto, dificulta el entendimiento con nuestros aliados”, asegura.

José Manuel García-Margallo, actual eurodiputado del Partido Popular y exministro de Asuntos Exteriores.

España ha perdió peso internacional. Lamento que la ministra de exteriores no tenga el peso que la cartera de exterior tiene que tener en el Gobierno.

José Manuel García-Margallo

Para José Manuel García-Margallo la escasa relación con Estados Unidos o el reconcomiendo de la soberanía de Marruecos sobre el Sahara sin contar con España que por historia tiene una responsabilidad histórica sobre el Sáhara, indica que la cordialidad no es la norma. “Aunque es muy sorprendente y muy triste, España ha tenido una ocasión de oro de convertirse en el socio estratégico prioritario de Alemania y Francia en el sur de Europa. Si el Gobierno apuesta por la diplomacia de geometría variable, al final te quedas sin pareja de baile”.

La “dañada imagen” de Don Juan Carlos

José Manuel García-Margallo se ha pronunciado sobre la situación actual que atraviesa la Monarquía en España. “Aunque el reconocimiento del fraude fiscal ha dañado la figura histórica, habrá que esperar a que se pronuncie la Agencia Tributara y los tribunales, ahora toca aplicar la presunción de inocencia. No olvidemos que la pieza a cazar no es Don Juan Carlos, sino el Rey Don Felipe. Una parte del Gobierno pretende acabar con la institución ya que es la última barrera para pasar de la España constitucional a una España plurinacional y confederal o simplemente, proceder a la disolución de la nación, que es lo que quieren los partidos que sostienen al Gobierno de Pedro Sánchez  como Esquerra Republicana, Bildu o Compromís.

“El balance global del rey en bastante positivo, lo conozco bastante y en su primer etapa fue el único que podía hacer los gestos que hizo para traer la democracia. Don Juan Carlos decidió gobernar 20 meses para vengar 39 años. Su papel en la política europea y exterior con nuestros escenarios clásicos, como Magreb, Oriente Medio y América Latina ha sido fundamental y no podemos ignorarlo”, destaca García-Margallo.

Seguiremos Comunicando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.