martes, 22 junio, 2021

13 DE JUNIO, DÍA EUROPEO DE LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE PIEL

¿Cómo realizar correctamente la autoexploración para prevenir el cáncer de piel?

MIEDO AL CONTAGIO, CANCELACIÓN DE CITAS Y MINIMIZAR EL RIESGO DE MORTALIDAD

La pandemia de la COVID-19 ha afectado a muchas áreas diferentes de la salud de la población. El cáncer de piel también ha sido una de ellas. “Muchos pacientes han dejado de asistir a sus consultas dermatológicas por miedo a contraer la COVID-19.  La cancelación de muchas cirugías programadas que no fuesen de carácter vital y las anulaciones y retrasos en las consultas ambulatorias han agravado esta circunstancia” afirma el doctor Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral.

La sociedad percibe el cáncer de piel como menos peligroso y maligno que otros cánceres. Sin embargo, tal y como explica el doctor Sánchez Viera: “no siempre es así, sobre todo, en el caso del melanoma, que puede acabar provocando metástasis. Cuando esto ocurre, la mortalidad puede superar el 20%”.

 Las revisiones, biopsias o intervenciones aplazadas durante la pandemia, “ha hecho que los dermatólogos de muchas privadas hayamos recibido y estemos recibiendo un mayor número de casos y más avanzados de los que solíamos tener”, añade el doctor. Los pacientes de edad avanzada son los que más se han visto afectados.

Prevención para combatir el cáncer de piel

1. No tomar el sol de forma prolongada en las horas centrales del día. Entre las 12:00 y las 17:00 horas.

2. Utilizar crema solar todo el año con un SPF mínimo de 30. Debemos elevarlo a 50 durante la primavera y el verano.

3. Aplicar la crema fotoprotectora media hora antes de la exposición solar, reaplicar cada 2 horas y después de cada baño.

3. No exponer al sol a los menores de 3 años. Su sistema inmunológico y pigmentario cutáneo no es todavía maduro.

4. Utilizar gorros y sombreros, para proteger las zonas de cara y cabeza.

¿Cómo realizar autoexploraciones?

– Lesiones que crecen en la piel que aumenten de tamaño y que tengan aspecto nacarado, traslúcido, marrón, negro o multicolor.

– Heridas o llagas que pican, duelen, sangran o forman costra y que no sanan en un máximo de 3 semanas.

– Lunares o manchas de nacimiento que experimenten cambios.

En la autoexploración de los lunares o manchas cutáneas es muy útil la conocida Regla del ABCDE de los lunares, donde A significa asimetría; B, corresponde a bordes irregulares; C se interpreta como cambios en el color; D es un diámetro superior a 0,6 cm; y E de evolución, es decir, un lunar que cambie de tamaño, forma o color en poco tiempo.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.