martes, 19 octubre, 2021

El 83% de los docentes españoles ya se comunica a través de las herramientas digitales

El 83% de los docentes españoles ya usa las herramientas digitales de manera cotidiana en sus clases. Así lo revela el VI Estudio sobre el uso de la tecnología en la educación, elaborado y publicado recientemente por la plataforma educativa BlinkLearning.

El informe también revela que el 89% del profesorado español considera que el uso de herramientas digitales ha mejorado notablemente el aprovechamiento de las clases presenciales y/o virtuales tras la pandemia.

Estos datos superan con creces a los que había antes de la pandemia. Entonces, solo el 58% utilizaban estas herramientas de manera cotidiana. Del estudio, también se desprende que las TIC motivan al alumnado, en concreto un 69 % de los docentes considera que su uso conlleva una mayor motivación.

En este estudio, BlinkLearning analiza el panorama español educativo tras el confinamiento y examina una amplia serie de datos, indicadores y perspectivas con el objetivo de entender mejor la incorporación e integración de las herramientas digitales en el sistema educativo de España y de Latinoamérica. Este informe anual analiza las diferentes respuestas de casi cinco mil docentes españoles y latinoamericanos de todas las etapas educativas y de todo tipo de centros.

Asimismo, realiza una comparación entre el uso de la tecnología en la educación entre España y otros países de Latinoamérica: México, Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil. Cuenta con el asesoramiento de instituciones de renombre de España y Latinoamérica.

Está estructurado en grandes bloques temáticos que recogen datos sobre: el uso de la tecnología en el aula; la educación y uso de tecnología en tiempos de pandemia, visión general de la educación; sobre los docentes y su profesión; formación docente y, un último bloque, dedicado a principales conclusiones.

Gracias al confinamiento

El confinamiento provocado por la crisis sanitaria COVID-19 ha supuesto un punto de inflexión, un antes y un después en el sistema educativo (profesorado, alumnado, centros y familia). De repente, se cerraron todas las aulas y centros del país, se suspendieron las clases presenciales y no quedó más remedio que recurrir a la enseñanza virtual o clases a distancia en todos los niveles educativos.

La COVID obligó a plantear futuros escenarios no presenciales: híbridos, mixtos, semipresenciales o totalmente virtuales, a hablar de desdoblamientos, educación online asíncrona o síncrona, aulas espejos, etc. con el fin de garantizar la integridad, flexibilidad, resiliencia y contínuum del proceso de aprendizaje educativo interactivo, más allá de las clases presenciales.

La principal medida para mejorar la enseñanza en España, según el estudio de BlinkLearning, es reducir la ratio en las aulas y, a su vez, también es considerado un factor clave para mejorar la motivación de los docentes en su profesión. Esta situación inédita que ha puesto en entredicho las metodologías docentes, las programaciones didácticas, así como las propias evaluaciones del alumnado tradicionales y que ha servido para detectar significativas brechas digitales del sistema y asimetrías educativas que exigen una reflexión multidisciplinar, integral y efectiva.

Los principales insights

El estudio descubre los principales insights. En primer lugar, según los docentes, el uso de las herramientas digitales en el aula conlleva una mayor motivación por parte del alumnado e incuestionables ventajas pedagógicas debido al acceso a contenidos variados, interactivos y en tiempo real, lo cual les ofrece un aprendizaje activo y autónomo.

De igual manera, el uso de las TIC origina algunos retos: superar problemas de conectividad, realizar evaluaciones fiables online o controlar los dispositivos del alumnado para seguir las clases y no con otros fines.

En segundo lugar, respecto a la utilización de las tecnologías en la pandemia, un alto porcentaje de los docentes encuestados considera que el uso de las herramientas digitales mejoró el aprovechamiento de las clases y contribuyó a crear comunidad.

Pero también los docentes se enfrentaron a algunos desafíos: evitar distracciones y mantener motivado al alumnado, la realización de un seguimiento del aprendizaje del alumnado o la planificación y adaptación de las clases de forma virtual.

En tercer lugar, el reto prioritario para los docentes es mejorar la educación a nivel general en España, la principal medida sería la reducción de la ratio de las aulas, además de tener más tiempo para prepararse las clases.

Y, por último, un alto porcentaje: un 74% afirman sentirse muy motivados con el uso de las nuevas tecnologías en las aulas. Consideran que tras la pandemia su profesión se ha valorado en la sociedad, además de poner en valor su autoridad en el aula frente a estudiantes y familias.

Seguiremos comunicando…

Grandes empresas

La revolución de Internet de las cosas

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.