En la Tierra a miércoles, 24 abril, 2024

LA GONORREA, UNA DE LAS ITS MÁS FRECUENTES

La gonorrea, una enfermedad sin cura, podría tratarse con vacunas contra la meningitis

EN 2020 SE DIAGNOSTICARON MÁS DE 80 MILLONES DE CASOS DE GONORREA EN TODO EL MUNDO

La vacuna contra la meningitis B podría ser útil también contra la gonorrea. Así lo indican tres estudios publicados en The Lancet Infectious Diseases

Estudios recientes muestran evidencias de que la inmunización frente al meningococo B también proporciona protección frente a la infección de transmisión sexual. Además, sitúan las tasas de prevención de esta patología entre el 33% y el 40%, porcentajes que, aunque no son muy elevados, sí pueden ayudar de forma significativa a frenar el avance de la gonorrea, una enfermedad al alza de la que se registraron 12.359 nuevos casos en 2019 en España. Y según datos del Instituto de Salud Carlos III, entre 2013 y 2019 el incremento anual de esta infección fue del 25,2%.

En 2016, la OMS estableció el objetivo de reducir la incidencia de la gonorrea en un 90% para 2030, sin embargo, debido a esta tendencia al alza y que todavía no existe una vacuna específica frente a la gonorrea, los investigadores han descubierto que la vacuna frente al meningococo B podría ser una herramienta útil para proteger de la infección sexual a jóvenes y hombres que mantienen sexo con hombres y tienen más riesgo de contagio.

Esta protección cruzada se debe en especial a las similitudes entre los microorganismos que provocan ambas enfermedades. Además, un estudio realizado en Nueva Zelanda en 2017 con una vacuna basada en la membrana externa del patógeno ya había mostrado cierta efectividad frente a la gonorrea, lo que provocó la puesta en marcha de investigaciones con vacunas de última generación para arrojar más luz sobre esta posible protección cruzada.

Tres estudios

El primero, un estudio observacional dirigido por el doctor Winston Abara, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ,publicado ahora en la revista médica analizó, de forma observacional, esta relación en jóvenes estadounidenses de edades comprendidas entre los 16 y los 23 años. En primer lugar, identificó los casos de gonorrea en un grupo de 110.000 personas, 7.692 de las cuales habían recibido una (52%) o dos dosis (47%) de la vacuna 4CMenB. En total, contabilizaron 18.099 casos de gonorrea y 24.731 coinfecciones con clamidia. Según sus datos, la vacunación con dos dosis proporcionó una protección del 40% frente a gonorrea, mientras que la administración de una dosis redujo este porcentaje al 26%.

El segundo trabajo, el más extenso a nivel mundial, y en él participan inicialmente bebés, niños, adolescentes y adultos jóvenes, también observacional, ha sido realizado en el Sur de Australia, donde el programa de vacunación frente a meningitis B ha sido exhaustivo -53.000 adolescentes ha recibido al menos una dosis-. En este caso, los investigadores estimaron que la protección de dos dosis frente a gonorrea era del 33%.

Y por su parte, el tercer trabajo, primero en evaluar tanto el impacto sanitario como la rentabilidad del uso de una vacuna para evitar las infecciones de gonorrea, mostró, mediante un modelo de estimación, que la vacunación frente a meningococo B de hombres que tienen sexo con hombres permitiría evitar 110.000 casos de gonorrea y ahorrar ocho millones de libras en 10 años en Inglaterra.

Opinión de los expertos

Estos estudios son todavía preliminares, pero “los datos que proporcionan son importantes”, ha señalado a El Mundo Miguel Górgolas, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

En la misma linea Alejandro Martín-Gorgojo, miembro de la Academia de Dermatología y Venereología explica que, “Aunque las observaciones presentadas no son aún generalizables, resultan relevantes, al haber observado 30-40% menos diagnósticos notificados de gonorrea entre los pacientes de 16 a 23 años que habían sido vacunados frente a meningococo B. Lo óptimo es que la posible efectividad de la vacuna se analice de forma prospectiva y mediante estudios adecuados para ello”, a lo que añade que “si en algún momento se plantease usar esta vacuna en grupos de población concretos, se debería hacer de forma periódica”.

Así los expertos muestran una preocupación generalizada por el avance de esta patología, la gonorrea, una enfermedad  infección de transmisión sexual (ITS) que puede afectar a uretra, cérvix, recto, faringe y ojos y puede generar complicaciones graves, como afectar de forma seria a las vías genitourinarias y provocar infertilidad tanto en hombres como en mujeres; conducir a una infección generalizada o, en caso de transmisión vertical, provocar daños en la córnea del recién nacido. De esta manera queda claro que hay que poner especial énfasis en su prevención y tratamiento. Como concluía Górgolas, “Si no se frena, puede llegar un momento que la infección sea muy difícil de tratar”.

Seguiremos informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Premiados de la XX edición de 'Los mejores de PR'

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.