viernes, 30 septiembre, 2022

ENTREVISTA

Patricia Guillem: “La viruela del mono tiene una letalidad muy baja”

ESPAÑA, EL PAÍS QUE MÁS CASOS DE VIRUELA DEL MONO HA DECLARADO HASTA EL MOMENTO

Patricia Guillem, catedrática de Epidemiología  y Salud Pública  de la Universidad Europea de Valencia, analiza en una entrevista el actual brote de viruela del mono que sufre Europa y que mantiene a los expertos en alerta

En los últimos días la viruela del mono copa las secciones de salud de gran parte de los medios españoles. El primer caso de esta enfermedad llegó a Reino Unido el 7 de mayo, en principio, en lo que parecía un caso aislado. Pero, esta patología que hasta el momento había registrado la mayoría de sus casos en África, ha comenzado a expandirse por Occidente, llegando a generar nuevos casos en EEUU, Chile, Portugal… Y, sobre todo, en España, que se ha convertido en el país con más enfermos declarados por este brote. Cierto es, que no parece muy grave, pero la pandemia nos ha puesto en alerta por lo que buscamos respuestas rápidas y precisas, para ello hablamos con Patricia Guillem , experta en Epidemiología que nos va a dar las claves de esta enfermedad.

Hasta ahora habíamos escuchado hablar de la viruela como una enfermedad totalmente erradicada, y ahora, de repente, estamos conociendo y escuchando la viruela del mono, ¿Comparten estas enfermedades algún tipo de similitud para recibir el mismo nombre?

A veces las familias víricas, digamos, pueden ser muy grandes y en ese colectivo de patologías que abarcan, pues hay algunas que pueden ser muy peligrosas y otras mucho menos agresivas. Entonces, en este caso, lo que nos alarma es el mismo nombre inicial de “viruela de…” Pero no debemos preocuparnos, es una cepa muchísimo más benigna que en concreto, tratándose también de la cepa occidental y siendo comparativa con la cepa central que hay en África, es controlable. Por lo que si, guarda similitudes con la familia de la viruela y sobre todo en relación a la clínica que tiene, pero no es comparable.

Y viendo que es un tema que está actualmente colapsando los medios, ¿Qué opinas sobre el tratamiento mediático que se le está dando?

Mi opinión es que, a ver, se trata de una enfermedad endémica, de una zona particular que en este caso es África y que actualmente está ocasionando diferentes brotes químicos en diferentes países así que, por esta parte, considero que sí, que se le debe dar importancia porque no se trata de uno o dos casos, no voy a decir un número muy alto de casos, pero sí, un número considerable. Entonces, por ese motivo conviene tratar el tema e informar a la sociedad, pero creo que se tiene que huir de sensacionalismo o de generar falsas alarmas, porque a veces se intenta, entre comillas, equiparar a lo que podría ser de nuevo una pandemia y no es así.

Por tanto, ¿No hay ninguna posibilidad de que la viruela del mono provoque de nuevo una pandemia?


A ver, acabamos de salir de una pandemia y nos podríamos embarcar en otra, esto es posible. Pero, en este caso yo creo que no, no podemos hablar de los mismos términos, porque el Covid-19 era un virus de transmisión, sobre todo fundamentalmente respiratorio, que se contagiaba a través del aire. Sin embargo, ahora, no estamos ante una enfermedad muy transmisible, requiere de un contacto muy estrecho y muy concreto para que se produzca un contagio, lo que hace, que desde luego, el número de casos que se puedan presentar sea bastante reducido. Así que no, no tiene las mismas características que el Covid-19, y además, las enfermedades transmisibles que podemos tener actualmente son aquellas que se contagian a través del aire o a través del agua. Si eso sucediera, si estaríamos hablando de algo realmente complicado, pero es que, en esta circunstancia concreta, no se puede pasar de un número X de casos por la baja transmisión que caracteriza la enfermedad, por lo que no, no veremos cifras ni mucho menos similares a las del coronavirus.

Y en cuanto a esos contagios que mencionas, ¿Es cierto que solo se está transmitiendo entre el colectivo homosexual?

En realidad, la asociación al colectivo homosexual ha sido debida a una serie de prácticas que han compartido muchas personas del mismo género. Pero la realidad es que las circunstancias actuales hubieran acontecido de igual forma si el primer contagio se hubiera contado, por ejemplo, en una comunidad heterosexual. Entonces, creo que simplemente ha habido una coincidencia y una exposición de bastantes personas en un momento concreto, lo que ha hecho que, esas personas expuestas a la enfermedad, al separarse y seguir manteniendo sus relaciones por otros lugares, hayan contribuido a expandir los casos en diferentes comunidades. Sin embargo, desde mi punto de vista, no considero que sea como para estigmatizar ni decir que es una enfermedad de transmisión sexual, porque evidentemente no lo es.

Enfermedades sexuales tenemos muchas, especialmente víricas. Me viene a la mente, el VPH, el virus del papiloma pero, en esta ocasión lo que sucede es que la viruela del mono se transmite a través de líquidos o prótesis líquidas. Y bien es cierto que, durante el acto sexual esto se pueden producir en muchos momentos por ejemplo, a través de los besos. Sin embargo, también se puede dar un contagio a través de una persona que tenga lesiones en la piel a nivel dérmico, pues las pequeñas vesículas debido al sudor, al calor, la fricción, pueden estallar y ese liquido de la herida también es potencialmente contagioso. No haciendo referencia por tanto al contagio más mencionado de trasmisión estrecha por contacto entre mucosas, que sería propiamente lo que podríamos decir que es una transmisión por vía sexual.

Ahora bien, a pesar de ser una enfermedad poco contagiosa, ¿Estamos ante una enfermedad mortal?

Lo correcto es hablar de la tasa de natalidad que serian cuando diagnosticamos pacientes con una enfermedad concreta, cuánto tarda esa enfermedad en producir su muerte. En este caso la viruela del mono tiene una tasa de letalidad que bien es cierto que puede ser un poco variable, según cifras que nos han facilitado de otros países entre uno y un 11%. Pero, esas cifras, hay que manejarlas de acuerdo al país concreto en el que se han manifestado esos casos, porque, por ejemplo, dependiendo del acceso al sistema sanitario, las consecuencias no van a ser las mismas.

Además, no haciendo referencia solo al sistema sanitario, ay que tener en cuenta que la tasa de letalidad también depende de las condiciones, por ejemplo, de nutrición de la persona, pues personas que no tengan un buen estado inmunológico, que no hayan tenido acceso a vacunas o que no tengan un adecuado índice de masa corporal, pueden verse más afectadas. Es como si te dijese que una enfermedad que cursa con diarreas en países del tercer mundo causa mortalidad y por lo tanto es letal, pero en países como el nuestro, en principio mucho se tiene que complicar para que una diarrea llegue a causar la muerte de una persona. No digo que no sea posible, digo que es muy complicado. Por tanto, esta enfermedad tiene una letalidad muy baja y esa letalidad, aun siendo baja, está asociada sobre todo a determinados países con unas determinadas características en su población.

Últimamente, vemos muchas emergencias en los medios: las hepatitis raras de los niños, la gripe aviar y ahora la viruela del mono. ¿Es casualidad? ¿Es por la propia pandemia? ¿Prestamos más atención tras lo ocurrido con el covid?

Bueno, ahora mismo hay una mayor detección de las enfermedades transmisibles. Yo creo que hemos tenido algunas épocas en las cuales estábamos como más focalizados en las enfermedades crónicas por ejemplo, los casos vasculares, los cánceres… y desde la pandemia, es cierto que se ha puesto el foco en este otro tipo de enfermedades, las transmisibles, las cuales ocurren de forma frecuente. Lo que pasa es que a veces, pues bueno, algunos más novedosos saltan a medios, pero por ejemplo, aquí en el hospital, hemos visto algún caso de paludismo. Y no, no es una enfermedad a la que nosotros estemos acostumbrados, ya que es una enfermedad de países tropicales. Entonces, patología digamos, de otros países pueden llegar al nuestro simplemente por el aumento de los viajes donde, ahora mismo, buscamos más experiencias y más inmersivas o por la propia globalización y el continuo intercambio de mercancías.

Entonces, es bastante posible que no solamente tengamos esta enfermedad, sino que empiecen a aparecer de vez en cuando algunas otras. ¿Por qué? Porque existen, como la viruela del mono, enfermedades emergente, es decir que han tenido ciclos a lo largo de la historia, en los cuales han ido produciendo prótesis epidémicas. No se tratan de enfermedades totalmente erradicadas como podríamos estar hablando de la viruela, en este caso la viruela del mono, es emergente.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.