domingo, 29 enero, 2023

¿QUIÉN SE SUMA AL PARO, CUÁNDO Y POR QUÉ?

La sanidad catalana exige soluciones a sus problemas con tres jornadas de huelga esta semana

LOS PAROS CONVOCADOS TENDRÁN LUGAR DESDE ESTE MARTES HASTA EL 26 DE ENERO

La sanidad catalana afronta una semana de huelgas convocadas por los sindicatos Intersindical, los dos primeros días, y Metges de Catalunya, los dos segundos, tras no alcanzar un acuerdo en la  negociación de este lunes

Como era de esperar por como acabó el 2022, el 2023 comienza movido en Cataluña sobre todo, en lo que a reivindicaciones se refiere. La sanidad catalana afronta esta semana tres jornadas de huelga entre el martes y el jueves tras no conseguir llegar a un acuerdo en la reunión de negociación de este lunes con las administraciones para conseguir mejoras laborales y profesionales dirigidas a los trabajadores del sistema sanitario y por tanto, citarse de nuevo el martes a fin de seguir acercando posiciones.

Además, en la cuarta semana de lo que va de año, los servicios públicos se han conjurado para hacer coincidir sus reivindicaciones laborales. En concreto, las movilizaciones de sanitarios coincidirán con la huelga educativa convocada el miércoles y el jueves por los sindicatos Ustec·Stes, CGT y CC.OO.; la Intersindical-CSC, que ha convocado en solitario, y Aspepc·Sps, que ha convocado el primer día y apoya el segundo, con el objetivo de mejorar las condiciones laborales de los profesionales de la educación.

Pero bien, los médicos fueron los que dieron el primer paso para armar esta semana de huelgas en Catalunya. Este colectivo lleva avisando a la Generalitat desde mediados de noviembre de 2022, cuando Metges de Catalunya, el sindicato mayoritario del sector, envío al Parlament más de 500 firmas en un manifiesto que reclamaba “medidas urgentes” para la sanidad pública. Era un “grito de alerta”, tal como lo definió el sindicato que, de no ver atendidas sus reclamaciones, amenazaba con una “gran movilización”.

El nuevo conseller, Manel Balcells (ERC), admitió que su antecesor, Josep Maria Argimon (Junts), le había legado listas de espera “inaceptables” y una accesibilidad presencial a la Atención Primaria “insostenible”: sólo el 35% de los pacientes tiene acceso a una visita presencial a las 48 horas; el 52%, a los cinco días y el 72%, a los diez. Pero, sin embargo y a pesar de estas palabras, diez días después de enviar el comunicado, los médicos lamentaron que no encontraron “ningún interlocutor dispuesto” a llegar a un acuerdo en la nueva consellería de Sanidad, por lo que la amenaza de huelga se concretó para esta semana con un total de 25.000 facultativos.

Peticiones realizadas

Dentro de las medidas que reclaman los sindicatos de Catalunya para llegar a un acuerdo, se encuentran entre otras: incrementar de forma sustancial el número de facultativos del sistema público de salud, y aproximar la retribución médica media de Catalunya a la de países europeos. Pero, de momento, ninguna de estas posibles soluciones ha recibido la aprobación de las administraciones.

Sin embargo, como respuesta a la convocatoria, a finales de diciembre Salud firmó un acuerdo para el convenio con la red concertada del sistema sanitario público (Siscat) con las patronales y sindicatos CCOO, UGT y SATSE. En él se prometían 460 millones suplementarios para 2023 que se usarían para un incremento salarial del 3,5%, revertir los recortes del 2010 y blindar e incrementar las retribuciones por cumplimiento de objetivos y de las guardias.

Pero, Metges de Catalunya no aceptó el acuerdo por no parecerle suficiente frente a los problemas existentes y siguió adelante con la huelga, que tiene como principal demanda y como ya se ha mencionado, el incremento de la plantilla para reducir la carga de trabajo (los médicos catalanes de Atención Primaria tienen asignados más de 1.400 pacientes cada uno). “No sirve que el conseller diga que se va a aumentar el presupuesto de Salud si eso no va a mejorar las condiciones retributivas y laborales”, apuntó Xavier Lleonart, secretario general de Metges de Catalunya según recoge elDiario.es

Unos datos que hacen que las medidas sean urgentes y que han llevado al Sindicat de Metges ha aumentar la alerta convocando otra huelga el pasado viernes de cara al 1, 2 y 3 de febrero. Se tratará de jornadas con paros parciales en hospitales y CAPs para reclamar “medidas de efecto inmediato” según han confirmado. Además, en un principio, la Intersindical llamó al paro al resto del personal sanitario para el 24 y el 25 de enero. Y es que, aunque no es el sindicato mayoritario en el sector, sí que tiene fuerza entre personal administrativo y de enfermería.

Las enfermeras no van a huelga

Pero bien, finalmente el sindicato mayoritario entre las enfermeras, el SATSE, ha decidido no adherirse a la huelga ya que es uno de los firmantes del acuerdo al que se llegó en diciembre con la Generalitat. Menos conformes se muestran otros colectivos, que aseguran que el texto “mejora las condiciones laborales, pero no el día a día”, tal como apunta Ester Giménez, presidenta de la Aificc (Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Catalunya). Sin embargo, este colectivo no puede llamar a la huelga porque no es un sindicato, aunque sí mostrará apoyo a los trabajadores que decidan parar.

Un tema controvertido entre los diferentes defensores de los enfermeros. Y es que, quien sí decidió sumarse a la convocatoria es el sindicato Infermeres de Catalunya, minoritario del sector, a menos de una semana de la huelga. Pero su adhesión no es a la huelga convocada por la Intersindical, sino a la de la Mesa Sindical de la Sanitat del 24 y 25 de enero. Con ello, el parón de las enfermeras se amplía a tres días: del 24 al 26.

Desde la Aificc aseguran que las condiciones laborales a las que se enfrentan las enfermeras afectan “gravemente” a la calidad asistencial. Entre las cuestiones que demanda el colectivo destaca un aumento de plantilla. Y denuncian que faltan enfermeras en puestos de decisión. Esta falta de representación se nota en cuestiones como la regularización de los interinos.

Aun así, y a pesar de las opiniones enfrentadas en cuanto a la participación de los trabajadores de enfermería en los paros convocados, La Intersindical convoca al paro del 24 y 25 de enero, además de a las enfermeras, a auxiliares administrativos, matronas, personal residente, técnicos, dentistas, pediatras, trabajadores sociales, conductores, farmacia, mantenimiento informático, investigación y personal de los servicios centrales sanitarios.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.