rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

León come Risto: ‘Todo es mentira’, a 250.000 espectadores del documental de La 2

Destacado balance audiencias todo es mentira risto mejide documentales la 2 zapeando Risto Mejide, presentador de 'Todo es mentira' (Cuatro) balance audiencias todo es mentira risto mejide documentales la 2 zapeando

Risto Mejide cumple este viernes un mes al frente de Todo es mentira. En un movimiento desesperado por salvar sus tardes, Cuatro decidió apostar a principios de año por el publicista, una de las mayores estrellas del canal, para intentar resucitar esta franja, que hasta el momento estaba poblada por reposiciones de distintas series estadounidenses.

La jugada no le ha salido bien a la cadena, que ha visto como Mejide es incapaz de rebasar el 4% de share en la mayoría de sus entregas, quedándose muy lejos de Zapeando y de los documentales de La 2, espacios a los que no ha logrado superar en ninguno de sus duelos hasta la fecha. En las 23 entregas que lleva emitidas, Todo es mentira promedia un 3,1% de cuota de pantalla y 383.000 espectadores, situándose 1,5 puntos por debajo de la media del canal.

Las sensaciones van a peor si se compara este registro con el obtenido por sus rivales. Desde el 8 de febrero, fecha en la que se estrenó Todo es mentira, Zapeando suma un 7% de share y 860.000 televidentes, lo que supone más del doble de audiencia que el programa de Risto. Por su parte, el tándem de La 2 formado por Saber y ganar y Grandes documentales también se impone holgadamente al espacio: en este período, los documentales de La 2 suman un 5,4% de cuota y 639.000 seguidores, 2,3 puntos y 256.000 fieles más que Todo es mentira.

El programa de Mejide debutó el pasado 8 de enero con un 4% de share y 478.000 espectadores, un registro que, pese a superar a los anotados por las repeticiones de NCIS Los Angeles, no suponía un buen estreno. Los malos augurios se confirmaron un día después, cuando el espacio marcó un 3,2% de cuota y 378.000 televidentes, lo que supone una caída de más del 20% de la audiencia en solo 24 horas.

Diversos cambios de rumbo (fallidos) para encontrar su sitio

Todo es mentira tocó fondo en su tercera emisión, cuando firmó un 2,4% de share y 284.000 seguidores, quedándose a casi medio millón de espectadores de Zapeando y a más de 200.000 televidentes de La loba de Yellowstone, el documental ofrecido por La 2. En vista de esta debacle, Cuatro decidió dar un cambio de rumbo al programa invitando a rostros de Sálvame como Belén Esteban o Lydia Lozano para intentar levantar sus audiencias.

Este giro hacia el corazón no logró impulsar los registros de Todo es mentira, que se estancó en torno al 3%, llegando a ser doblado por los documentales de La 2 en varias ocasiones. Tras comprobar este tipo de contenidos no interesaban a su público, el programa realizó otra revolución y se metió de lleno en la política, abordando temas de actualidad como el conflicto del taxi.

colaboradores_todo.jpg

Esta nueva reconversión llegó acompañada de una polémica con Eduardo Inda, que se enfadó con el programa después de que este desmontase una exclusiva acerca de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero. Pese a copar titulares (Inda llegó a asegurar que una cámara del espacio le había agredido), las audiencias continuaron lejos de lo previsto: el espacio no logró rebasar la barrera del 4% de share hasta el 29 de enero (4,1% de cuota y 547.000 espectadores), fecha en la que alcanzó su máximo histórico. Este repunte fue un espejismo y, un día después, Todo es mentira regresaba a sus datos habituales, cosechando un 3% de share y 374.000 seguidores.

Tras un mes en antena, Todo es mentira no ha conseguido su propósito y, en lugar de ser el salvavidas de Cuatro, el programa de Risto se ha convertido en un rémora para la cadena, lastrando su media diaria. Pese a que los inicios suelen ser difíciles y llenos de cambios, el espacio no ha dado muestras de asentarse en parrilla y no ha sabido aprovechar el potencial de sus integrantes.

La única esperanza que le queda a Risto Mejide es que el estreno de Cuatro al día, el nuevo magacine de Carme Chaparro, refuerce a Todo es mentira y ambos espacios logren formar un tándem competitivo. De no ser así, sus días podrían estar contados, ya que, en vista de que el programa marca datos similares a las reposiciones de series americanas, la cadena podría optar por recuperar estas ficciones y así abaratar costes.

Seguiremos Informando...

Modificado por última vez: Viernes, 08 Febrero 2019 11:32

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto