sábado, 28 enero, 2023

BRASIL

LLYC analiza el escenario brasilero con Lula como presidente

El pasado domingo 31 de octubre Lula Da Silva resultó electo como el nuevo presidente de Brasil, esto ante un país completamente dividido. Debido a ello LLYC la firma especializada en comunicación, gestión de la reputación y asuntos públicos realizó un informe donde analiza este escenario.

Según el análisis de LLYC la elección del presidente Lula representa el regreso emblemático de la figura política más relevante para Brasil desde la redemocratización. Tras ser detenido, por los procesos Lava-Jato, el mandatario logró que se anularan a tiempo
para postularse a la presidencia de la república. Además aunque goza de un gran rechazo por parte del electorado nacional, logró salir electo con un discurso hizo contrapunto a las principales agendas defendidas por el actual presidente.

Lula Da Silva resultó electo con el 50,8% de los votos obtenidos, los números electorales muestran claramente un país social
y políticamente fragmentado. Además que exigirá aún mayor experiencia política de Luiz Inácio en su tercer mandato.

Lula y el Congreso de los Diputados

Según LLYC el presidente debe tener en cuenta el hecho de que una amplia coalición de apoyo prácticamente incondicional. Esto como fue el caso en sus dos primeros mandatos, es poco probable en el Congreso de Los Diputados, debido a la composición y crecimiento de la derecha conservadora. Por lo que, en términos de apoyo inicial, su gobierno debe ser más similar al segundo gobierno de Dilma Roussef, con partidos más fuertes del Centro. Ello especialmente el PL y União Brasil, que tienen en sus filas a los clásicos opositores políticos del presidente Lula. Además que pueden dificultar posibles conversaciones. También de exigir mayores concesiones para la aprobación e implementación de lineamientos.

La presidencia de la Cámara de Diputados es importante principalmente para determinar la agenda de votaciones y lo que será llevado al plenario. Esto creando mayor dificultad para Lula en la implementación de sus proyectos y políticas públicas.

En cuanto a la presidencia de las Comisiones, estas están definidas por la proporcionalidad partidaria, por lo que las principales comisiones parlamentarias, como Constitución y Justicia, deben estar bajo el control del PL.

En lo que respecta al Senado, el presidente Lula lo tendrá un poco más fácil. Aunque el PL haya crecido significativamente, la presidencia de esta casa legislativa se puede lograr si hay una organización entre el PSD, PT y MDB para lanzar un candidato. Cabe decir que, en este caso. La dificultad estaría en mantener esta organización en el Senado suficientemente cohesionada para implementar la agenda y lineamientos del presidente. Esto principalmente por la heterogeneidad del grupo en su conjunto, y del MDB internamente.

Temas Laborales

Uno de los temas defendidos por el presidente Lula durante su campaña fue la revisión de algunos puntos de la Reforma Laboral
implementada durante el gobierno de Temer. Esto creó nuevas modalidades de contratación. Aboga por la extensión social para los trabajadores por cuenta propia. Especialmente los trabajadores de aplicaciones. La situación económica actual del país, con un alto nivel de informalidad en los puestos de trabajo. Esto llevará eventualmente a que el tema sea discutido en el Congreso Nacional. Ello debido a que la propuesta ha sido aprobada en un gobierno del MDB, necesaria para la gobernabilidad. Además el
hecho de que la Incide modificación de legislación en temas de seguridad social.

Prioridades para el nuevo gobierno de Lula

Combatir el hambre es una prioridad para el gobierno de Lula. El aumento de la inflación encarece los alimentos; el desempleo y la
reducción de los ingresos dificultan aún más el consumo de alimentos básicos para la población.
El tema es importante y debe ser discutido en el Congreso Nacional, principalmente porque abarca temas como los stocks regulatorios y el apoyo a la producción de alimentos de los pequeños agricultores. Además de involucrar la promoción de la agricultura orgánica. También, defiende el retorno y la expansión de Bolsa Familia.

La expansión de Bolsa Familia dependerá de la clarificación de las reglas y valores. Esto tendrá un impacto presupuestario y necesitará el apoyo de un Centrão que se oriente hacia una mayor responsabilidad fiscal para la estabilización económica. Es importante señalar que el presupuesto de 2023 deja poco margen de maniobra.

En otro ámbito, sobre la política de drogas y juegos de azar, Lula no hizo mención directa a la despenalización en su plan de gobierno. Además evitó abordar el tema durante la campaña. Por otro lado, el tema de la liberación de juegos de azar genera polémica dentro de la propia base del gobierno. Las agendas de seguridad pública siempre han avanzado poco en el PT. También deberían recibir mayor atención durante el tercer mandato de Lula. Especialmente con la apreciación de la policía, que forma una de las bases electorales de Bolsonaro, y un guiño político a la llamada Bancada de la Bala, que tendrá por lo menos
46 representantes.

De igual modo, el tema de la privatización de las petroleras, durante la campaña, el presidente defendió el fin de la política de paridad internacional de precios. Esto considerando temas como costos nacionales, adecuación a inversiones en refinación
y distribución. Ello con una verdadera “brasilización” de precios. De esa forma, entiende que debe revisarse el sesgo pro mercado adoptado durante el gobierno de Bolsonaro, con la reducción de Petrobras y la enajenación de activos de BR Distribuidora y
Refinerías serian revisados. Defiende, por tanto, la reinversión en la empresa estatal, oponiéndose claramente a la privatización. Además enfocándose en la transición de la matriz energética, enfocada en una agenda más ecológica. Con el declive de la llamada
Derecha Liberal y el crecimiento de Centrão, la privatización de la estatal debe pasar desapercibida y el foco de las discusiones debe girar en torno a las políticas públicas destinadas a reducir los precios de los combustibles.

La economía

La conducción de la política fiscal y económica, especialmente en el primer año de gobierno, requerirá extrema cautela por parte del presidente. El presupuesto de 2023 está prácticamente comprometido en su totalidad. Además la imposición de nuevas políticas populistas dificultaría el funcionamiento de la economía a largo plazo. Así, temas como la derogación del tope de gasto público deben dar paso a un reordenamiento de las finanzas del país, lo que requerirá de un Ministro de Economía con
capacidad de articulación técnica y política.

La disputa por la presidencia de la Cámara de Diputados hará que Arthur Lira (PP/AL) mantener la alta ejecución presupuestaria. Esto especialmente con el mantenimiento del presupuesto secreto (criticado por el presidente. Además por su partidaria Simone Tebet). Ello a fin de posibilitar la construcción de una mayoría para su reelección como presidente de la casa legislativa.

La diplomacia Brasileña con Lula como presidente

Lula Da Silva dejó claro que su tercer mandato servirá para renovar y recuperar la imagen y la hegemonía de Brasil como mediador de las crisis internacionales. Esto sin dejar de valorar a los BRICS y al Mercosur. Para ello, necesitará el apoyo del Congreso Nacional, que es responsable de apoyar las políticas públicas que son vistas como una prioridad para los socios diplomáticos y comerciales brasileños. Además de validar e incorporar los tratados internacionales en el ordenamiento jurídico nacional. Con China es fundamental el tema de inversiones en infraestructura y en acuerdos de agronegocios, con Rusia. Esto es una postura de diálogo y mediación para resolver el conflicto con Ucrania, con India fortaleciendo el intercambio de tecnologías entre
países. También con Mercosur la recuperación de la la imagen ambiental del país. Esto para que se concrete el acuerdo con la Unión Europea.

El turismo y la aviación civil brasileña con Lula como presidente

El presidente electo se ha pronunciado en repetidas ocasiones sobre la recuperación de la economía brasileña, y una de las formas en que ha demostrado que eso se puede lograr. Esto a través de la promoción del turismo en el país, ya sea interna o externamente. Según Lula, el crecimiento del turismo representa la generación de empleos, mejores salarios, combatir la deforestación y la contaminación. Sin embargo, para que esto se logre es necesario que la población tenga condiciones económicas. Además que haya una mejora en la imagen del país en el exterior. Especialmente en lo que respecta a temas como la preservación del medio
ambiente y seguridad. Así, temas que se discuten constantemente. También que generan inseguridad jurídica para los nuevos entrantes, especialmente las Low Cost. Como el cobro de los billetes de avión y el valor del Queroseno de Aviación, deberían estar en el radar del equipo económico del presidente en los próximos meses.

Conclusiones

El proceso electoral de 2022 quedará registrado como uno de los más polarizados y violentos de los últimos años. Ataques a la seguridad de las urnas, la legitimidad del sistema electoral, instancias superiores que directa o indirectamente atienden temas electorales. Como el TSE y el STF, casos de coerción y constricción electoral, e incluso violencia física contra electores y contra la prensa fueron grabados.

Corresponde a Lula aclarar los puntos de su plan de gobierno que aún no quedaron claros, como el Proyecto Económico para los próximos años; reunir a su equipo ministerial, a fin de comenzar a planificar para 2023 lo antes posible. Además de calmar los ánimos de una parte de la población que seguramente seguirá insatisfecha con el resultado de las elecciones. Es, por tanto, un momento para buscar la moderación y el diálogo con todos los sectores de la sociedad civil y política.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.