rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

NOUS SOMMES

Aturdidos, descabezados, como sin norte, así nos han dejado los ‘hermanos islámicos’ que pretenden vivir en el siglo XXI con los usos y costumbres del XI. Matar al enemigo que es el que se ha preocupado de su educación y bienestar. Buena recompensa para los que apoyaron la segregación desde las aulas.

Dejamos a un lado la realidad que nos atormenta, y damos la espalada en forma de Presidente americano negro a una realidad que está dentro de nuestro ADN como sociedad. ¿Por qué no puedo visitar una mezquita y saber lo que en ella se hace? ¿Por qué siendo casi el 50% los que se dicen adeptos seguidores del Corán en Francia, los franceses no saben nada de ellos? ¿Por qué los protectorados se vuelven contra sus protectores históricos y hacen de ellos sus enemigos? ¿Por qué matan siempre al mensajero? La finura, el sarcasmo, el buen gusto, el savoir faire… están profundamente discutidos con la alienación, la locura y el irredento desenfreno… 

Vivimos en la sociedad más convulsa desde el principio de los tiempos. Somos la sociedad que tenemos que reinventarnos para que no nos quemen o maten. Los de dentro nos achicharran con sus mentiras, y lo que es peor las mentiras de los que acaban de llegar, de los que nos prometen maná y lo confunden conjugando el verbo mangar… ¿Por qué no ha salido la presidenta de los Periodistas de Madrid? ¿Por qué Rajoy pide el beneplácito de los que le graban cuando con esfuerzo termina una frase? ¿Por qué no se habla ahora de LIBERTAD de EXPRESIÓN, de la que en España hay poca? ¿Por qué no educamos a nuestros hijos para parar hoy esta locura?

 

 

No sólo persiguen los inmorales, asesinos y descerebrados de los radicales de un lado... la radicalidad lo mata todo. Desde mi espacio mando un cariñoso recuerdo a todos los periodistas perseguidos en el mundo. Hago llegar mi rabia, condolencias y ánimo a la familia de mis compañeros franceses. Animo a las nuevas generaciones a que no se adocenen ni acobarden, y que tengan por bandera la VERDAD. 

Matando doce inocentes aquí, y otros miles allí, no solucionamos el problema. Nuestros dignatarios tienen que entender, porque así nos lo hacen sentir, que todos no somos iguales. Unos vivimos mirando un futuro incierto y frío, y ellos no tienen futuro. La especie humana tendrá que dar un gran paso, y elegir: o nos fortificamos paranoicamente, o somos capaces de articular espacios de conocimiento, respeto… Al final todo queda en buenas intenciones y bonitas palabras, pero el Pueblo, todo el Pueblo quiere Paz. Exigiendo respeto y apoyo de las instituciones para que caminemos a un mundo más igual en las oportunidades, y eso necesariamente les tiene que incluir. La exclusión genera odio, violencia, y una gran cicatriz en lo más profundo de la sociedad. Todos somos iguales. Este debe ser nuestro principio. Y las religiones –con todos mis respetos y matices- no son más que una forma de interpretar la vida y la muerte de los seres humanos, no se puede convertir en una lanza de odio contra los más débiles.

 

Descerebrados hay en todos los bandos, pero dejemos que sea la @policia y la justicia la que se encarguen de ponerlos a buen recaudo.

LA MALDAD DEL DÍA:

Ayer se generó una gran polémica en redacciones de distinto signo o sensibilidad. La pregunta no era otra que saber si lo que dijeron los de PODEMOS sobre la LIBERTAD de EXPRESIÓN y los Medios de Comunicación les inhabilitaba para rechazo tan aparentemente contundente en la concentración ante la embajada francesa. No habíamos quedado en que ¡a los Medios chicharrón!...

ondasaludable ondaarcoiris ondamujer ondacro la sombra producciones prnoticias.com

Modificado por última vez: Viernes, 08 Enero 2016 17:21
Más en esta categoría: « PARO Y JUSTICIA GRIPE »
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto