redes sociales rss linkedin google+ youtube facebook twitter kioskofree

La glándula tiroides es un órgano pequeño, con forma de mariposa, ubicado en el cuello, justo delante de la tráquea. Es el controlador maestro del metabolismo y ejerce un papel fundamental en el buen funcionamiento del mismo, produciendo, almacenando y liberando hormonas tiroideas. Estas hormonas son esenciales para el correcto funcionamiento de todos los tejidos y órganos de nuestro cuerpo.

 

cuida_tu_tiroides_prsalud_prnoticiasLos trastornos del tiroides son una de las enfermedades más frecuentes y dentro de ellas el hipotiroidismo es una de las más prevalentes. Esta enfermedad se produce cuando hay déficit de hormonas tiroideas en el organismo y es una patología que se traduce en la disminución de la actividad del metabolismo de la persona afectada, de manera que se ralentizan las todas las funciones vitales.

 

Además, se trata de una enfermedad típicamente femenina, más frecuente en mujeres que en hombres, sobre todo a partir de los cuarenta años. La razón es que el tiroides está íntamente ligado a su ciclo reproductivo y, además, las mujeres son más propensas a las enfermedades autoinmunes, habiendo plicado en el origen de los trastornos del tiroides un mecanismo autoinmune.

 

Hipotiroidismo: la enfermedad silenciosa

Muchos de los síntomas frecuentes del hipotiroidismo son alteraciones comunes a situaciones carenciales, al estrés laboral... De manera que muchas mujeres consideran los síntomas normales dentro de su rutina. Por ejemplo, algunos casos presentan cansancio y falta de energía. Por ello, muchas veces el hipotiroidismo es confundido con otras patologías como fatiga crónica, depresión, ansiedad o estrés, así como con trastornos ginecológicos.

 

Momentos clave de alerta de hipotiroidismo

La probabilidad de que se produzca hipotiroidismo aumenta en varios momentos del ciclo reproductivo de la mujer, debido a los cambios metabólicos e inmunológicos que se producen entonces.

 

Durante el embarazo la glándula tiroides sufre un fuerte pacto, ya que necesita trabajar hasta un 50% más[ii]. Esta situación se produce que durante las preras semanas el tiroides de la madre es la única fuente de hormona tiroidea para el feto. En ocasiones, la función tiroidea vuelve a la normalidad tras el parto, pero el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo durante la gestación es fundamental para garantizar el bienestar tanto de la futura madre como el desarrollo del bebé.

Es necesario tener los requerientos suficientes de yodo, elemento fundamental para el funcionamiento adecuado del tiroides, para el desarrollo del embarazo y el desarrollo adecuado del futuro bebé.

 

Durante el postparto es muy típico que se produzca la llamada tiroiditis postpartum, de causa autoinmune, que puede diagnosticarse pasados dos o tres meses y hasta un año después.

 

Los trastornos tiroideos, durante y después del embarazo, pueden no ser percibidos fácilmente debido a los cambios que la gestación y post parto provocan en el organismo.

 

Además, el riesgo incrementa en caso de existir antecedentes familiares de hipotiroidismo, en mujeres diagnosticadas de otras enfermedades autoinmunes como algunos tipos de diabetes, esclerosis múltiple o anemia y en personas con Síndrome de Down, Síndrome de Tur o enfermedad bipolar. Asismo, la probabilidad también aumenta si se cuenta con historial de infertilidad, aborto o parto prematuro.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de privacidad. Acepto las cookies de este sitio.Acepto