domingo, 14 agosto, 2022

¿Sabemos aprovechar nuestro talento?

Rosetta Forner nos habla hoy sobre talento (o virtuosismo, o competencia o también… ¡Incompetencia!). ¿Dónde se sitúa, entre ellas, cada uno de nosotros? Y es que, no todos nacen con don, ni todos lo ejercen. Algunos se pasan la vida siendo incompetentes cuando podrían ser virtuosos o genios en otro ámbito diferente al que disfrutan (o no) a diario. Nadie nace enseñado. Si practicamos, si aprendemos… llegaremos a ser competentes.
El grado de competencia o profesionalidad dependerá de la combinación de esfuerzo, práctica, estudios, personalidad y capacidades relacionadas con ese trabajo. Practicando mucho, se puede llegarse al virtuosismo. Sin embargo, el talento nace con uno y no depende de la técnica. Cuando se aúnan técnica y don, el resultado es magia en movimiento.

En la sección Ya no tengo el alma en pena, entrevistamos a un hada del violín que se hizo manos, en Elena Mikhailova: “Veo la vida a través de mi violín. Es algo de lo que ya todos se han dado cuenta. Creo un mundo propio en el que reina la música y en el que el violín es el centro. En el núcleo de mi universo, parte de mi yo, como amor, sentimiento, deporte, sueño, realidad… Pero quizás de no haber sido por mi familia, ahora mi alma gemela podría ser una raqueta de tenis o un lienzo sobre el que pintar. Soy cuarta generación de músicos. Mi padre, Igor, fue el culpable de darme clases: ¡A los 6 añitos me dieron mi primer violín, y ya con 7 salí al escenario a tocar como solista con la Orquesta de Cámara Filarmónica de Bakú! Grandes profesores me han curtido en este campo: las clases magistrales con Sir Yehudi Menuhin fueron claves. Fue ese que se quedó asombrado con mi interpretación de Schubert a los doce años pronunciando un: “Tan espléndido, que no tengo nada más que decir”.

Además, Rose MacPherson, nos habla del libro Cuentos de hadas para aprender a vivir, del que extrae lo siguiente: “Ser hada no consiste en tener los ojos claros… Ser hada es un rango del alma, un estadio de la luz. Si usted tiene alas de luz en los ojos…”. Por último, en la sección ‘Soy lo mejor que me ha pasado’, la doctora, Ana Isabel González, médico homeópata, nos habla de las tendencias o corrientes en homeopatía: unicismo, pluralismo y omplejismo. Y todas parecen tener sus éxitos terapéuticos.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.