jueves, 7 julio, 2022

Expertos ponen de relieve el papel de las nuevas tecnologías en la mejora de la seguridad y la precisión en las intervenciones de catarata

En el marco del 31º Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto-Refractiva, más de 500 especialistas de toda España se han reunido en el encuentro Perlas Faco-Refractivas, organizado por el Instituto Alcon. Un acto académico y formativo donde se han presentado los últimos avances alcanzados en cirugía refractiva, tanto a nivel técnico como quirúrgico,  y en el que los asistentes han tenido la oportunidad de intercambiar experiencias sobre tratamientos que pueden ser de utilidad en la práctica diaria. Y es que, según el director del encuentro, el Dr. Javier Mendicute, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Donostia, “la cirugía faco-refractiva es un mundo cambiante debido a una rápida incorporación de nueva tecnología diagnóstica y terapéutica, por lo que es necesario estar constantemente renovando equipos y adquiriendo nuevos conocimientos”.

En esta línea, en la jornada se han abordado aspectos clave de la cirugía,  el acceso a las tecnologías más avanzadas, entre ellas el láser de femtosegundos o femtofaco, los marcadores digitales o el aberrómetro intraoperatorio, y cómo estas afectan a los aspectos básicos de la intervención. Asimismo, se han tratado temas relacionados con la oftalmología y la reputación, en referencia al buen uso de la información, la publicidad y el marketing como herramientas de transmisión del conocimiento.

“Los avances tecnológicos son instrumentos en manos del cirujano para conseguir unos resultados óptimos. El esfuerzo añadido que conllevan para el cirujano, ya que suponen una mayor inversión, más medidas preoperatorias, más cálculos, la necesidad de ser excelentes en la cirugía, etc, merecen la pena, pues los resultados son motivo de satisfacción tanto para profesionales como pacientes”, ha indicado el Dr. Mendicute.

Por su parte, el Dr. José Lamarca ha resaltado que las últimas innovaciones tecnológicas han influido tanto en las técnicas quirúrgicas como en el diagnóstico: “Hay técnicas que nos permiten afinar muchísimo en cuanto a  la planificación en la cirugía de cataratas. Actualmente, no se trata solo de escoger el tipo de lente en lo que a potencia se refiere, sino que existen una amplia variedad de opciones y estas innovaciones tecnológicas nos permiten validar cuál va a ser la mejor opción, y decidir en el momento de la implantación si una lente es la más adecuada o no”.

En cuanto al procedimiento quirúrgico, el Dr. Lamarca, ha hecho hincapié en los avances registrados tanto el uso de láseres como de ultrasonidos. “Por un lado, el láser nos permite disminuir las complicaciones y hacer una cirugía lo más perfecta posible. Por otro lado, los actuales aparatos de ultrasonidos, son mucho más finos y nos permiten tener en cuenta ciertos aspectos que antes no  considerábamos, como el control de fluidos”, ha señalado. Este experto se ha referido también a las nuevas lentes multifocales, que se adaptan a las necesidades de los pacientes: “Es fundamental hablar con cada persona  para ver qué tipo de vida lleva y poder valorar qué lente es la más adecuada”.

La cirugía faco-refractiva permite corregir un problema de catarata y eliminar los defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. La cifra de intervenciones quirúrgicas para solucionar problemas de cataratas alcanza cada año en España las 350.000 operaciones. Además, se estima que el 11,1% de la población española (sin contar amétropes) se somete a algún tipo de operación para la corrección de sus problemas refractivos, lo que representó en 2012 unas 125.000 cirugías refractivas. Y es que el 77,6% de los españoles necesitan corrección visual y los problemas refractivos más comunes entre los españoles son la miopía (31%), la presbicia (31%), el astigmatismo (24%) y la hipermetropía (12%). La catarata, la opacidad de la lente natural del ojo debida al envejecimiento o a una lesión, es la principal causa de ceguera evitable en todo el mundo. Las cataratas asociadas a la edad causan el 48% de las cegueras, es decir, más de 18 millones de personas, y provocan una visión deficiente en muchos millones más.

La cirugía de la catarata es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes, cada año se realizan en el mundo casi 22 millones de intervenciones. El número de intervenciones de catarata está creciendo rápidamente debido a los cambios demográficos y al acceso creciente a la atención médica en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud calcula que hacia el año 2020 se realizarán en el mundo más de 32 millones de operaciones de cataratas al año. Durante la sesión se ha reservado, además, un bloque a la multifocalidad y el astigmatismo. A este respecto, el Dr. Mendicute ha destacado que, pese a que las   lentes tóricas y multifocales “se encuentran en el mercado desde hace más de 10 años, solo tienen una penetración del 12%”. Y ha añadido: “Hoy, más del 50% de los pacientes mayores de 50 años podrían beneficiarse de la implantación de una lente intraocular tórica, multifocal o multifocal tórica con la que mejorar su calidad de visión y, por extensión, su calidad de vida”.

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.