miércoles, 6 julio, 2022

Bruselas estrechará la vigilancia sobre servicios como Whatsapp o Skype

La evolución de empresas afincadas en Internet, en los últimos años, no ha pasado desapercibida para Bruselas. Nombres como Whatsapp, por poner tan sólo un ejemplo, están en su radar ante su inminente mimetismo con las hoy conocidas como “telecos”. Éstas, se encuentran reguladas por las leyes que son, de largo, más duras que las que impuestas a las primeras. Al menos hasta la fecha. Y es que, desde Bruselas, se está barajando la opción de equipararlas, según informa Financial Times (alegando a la existencia de unos documentos de la Comisión que así lo aseguran).

De este modo, con esta nueva regulación que llegará desde Bruselas y que entraría en vigor en el mes de septiembre, compañías como Facebook (propietaria de Whatsapp) o Microsoft (dueña de Skype), así como Google u otras que operen en este marco profesional pasarían a estar bajo una normativa mucho más estricta de la que tiene en estos momentos. Todo, como bien comentan desde el organismo oficial, en palabras de su portavoz Nathalie Vandystadt, en aras de otorgar una mayor protección a los consumidores. Además, se desea garantizar que las disposiciones no deforman, en ningún sentido, el sector. Así, y desde su puesta en marcha, estas nuevas plataformas de comunicación serán miradas con lupa en lo relativo a su seguridad, con especial atención al cumplimiento de la normativa actual en materia de seguridad así como en lo relativo a la “cesión” de información de sus clientes y los “ingresos” que puedan obtenerse al respecto.

Como es lógico, la respuesta de las mismas ante esta nueva iniciativa que aterriza desde Bruselas ha sido de rechazo, alegando (en el mismo Financial Times) que les sería imposible garantizar lo que les piden ante la posible intromisión de los distintos gobiernos: “No seríamos capaces de garantizar la seguridad y confidencialidad de la comunicación a través del encriptado”. Alegan, además, que tendría: “el efecto indeseado de rebajar el nivel de confidencialidad que busca proteger”. Las compañías de telecomunicaciones son de opinión contraria, y piden operar en igualdad de condiciones ya que, por ejemplo, ellas son las que cargan con el peso de la implantación de las redes mientras que las nativas de Internet no cuentan con este hándicap. De hecho, se aprovechan de las suyas para seguir activas. Una guerra que parece tendrá más capítulos. ¿Qué decisión final tomará la comisión?

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.