viernes, 9 diciembre, 2022

Los ‘asuntos públicos’ de Gilead para luchar contra el VIH/Sida

A escasos días de celebrarse el día Mundial del VIH/Sida, una de las compañías farmacéuticas que espera sacar más réditos es la multinacional Gilead, que trabaja en una intensa estrategia de asuntos públicos y comunicación para conseguir que uno de sus medicamentos estrella, Truvada, consiga entrar en la cartera de medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud con una nueva indicación, la preventiva. Para lograrlo la farmacéutica contrataba este año a Inmaculada Periñán, procedente desde Roche, para ser la nueva Regulatory Affairs en Gilead España. En el apartado de comunicación, la empresa sigue formando un equipo de asuntos públicos y cuenta con el asesoramiento de la agencia de comunicación Tinkle.

La infección por VIH continúa siendo un problema de salud pública. En España se estima que hay entre 130.000 y 160.000 personas que viven con el VIH, detectándose en 2014 (últimos datos disponibles) un total de 3.366 casos nuevos de infección por VIH, con una mediana de edad muy joven, de 35 años. De todas las personas que viven con el VIH, aproximadamente el 30% no sabe que está infectada por el virus en nuestro país. De ahí la gran importancia que tiene la prevención y el diagnóstico precoz en la lucha contra el VIH.

En los últimos meses las líneas de prevención de esta infección están tomando un nuevo rumbo. Si durante la primera fase de la pandemia -hace ya más de tres décadas- el preservativo se vio como la única barrera eficaz para evitar el contagio, diversos estudios han venido demostrando la eficacia de los tratamientos antirretrovirales como técnica de prevención. En concreto uno de los medicamentos actualmente indicados en el tratamiento del VIH/sida ha demostrado ser eficaz también en la prevención de personas sanas en riesgo. El medicamento en cuestión es Truvada, fabricado por la todopoderosa farmacéutica Gilead.

Este verano la Agencia Europea del Medicamento (EMA) daba luz verde a la comercialización del antirretroviral Truvada en la Unión Europea como tratamiento preventivo. Truvada había sido autorizado inicialmente en 2005 en la UE para tratar adultos infectados con VIH. En Francia han ido un paso más allá, y este medicamento ya se dispensa con cargo a la sanidad pública francesa en centros de prevención del VIH/Sida. Este es el gran reto al que se enfrenta la farmacéutica norteamericana, conseguir que el resto de países de la UE incluya el medicamento dentro de las indicaciones preventivas, y además, se incluya dentro del catálogo de productos subvencionados por el Ministerio de Sanidad.

Ahora mismo Gilead es una de las farmacéuticas que más dinero recibe del Ministerio de Sanidad, precisamente por sus medicamentos en el tratamiento del VIH/Sida y la Hepatitis C. La sanidad española se gasta en Atripla y Truvada, dos medicamentos en el tratamiento del VIH/sida, casi 300 millones de euros al año según datos de datos de IMS Health. En concreto el dinero desembolsado en Atripla asciende a 150 millones de euros y Truvada 129 millones al año. Ambos medicamentos forman parte de los 20 por los que el Ministerio de Sanidad pagó más en el año 2015. Si Gilead consigue que Truvada pase a ser indicado como terapia preventiva las cifras podrían incrementarse sustancialmente y ahí es donde está el negocio.

Aunque el tratamiento pre-exposición, como se denomina al tratamiento preventivo del VIH/Sida, está ya presente en varios países, como Estados Unidos o Canadá, el único país donde está financiado por el sistema nacional de Salud es Francia, que marca un precedente muy cercano para Gilead y sus intereses en España.

El reto de Gilead a la hora de introducir Truvada en el mercado nacional como terapia preventiva pasa por dos puntos críticos y en los que la empresa está trabajando. Por un lado, la concienciación entre los colectivos más vulnerables a contraer la infección –principalmente trabajadores sexuales y hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres–.   En el ámbito regulatorio la compañía ya ha comenzado a trabajar intensamente, sobre todo después de la decisión de la EMA este verano y que abre las puertas a una posible introducción de la indicación de Truvada dentro del SNS como tratamiento  preventivo, y por tanto, su posible financiación por el Estado.

Para la estrategia regulatoria, este año Gilead fichaba a  Inmaculada Periñán del Río como nueva Directora de Regulatory Affairs en la sede de España. Periñán del Río procedía de otro gigante farmacéutico acostumbrado a lidiar con los organismos públicos, Roche. Periñán del Río ha vivido en primera persona el esfuerzo de Roche en la implantación de tratamientos para el cáncer de mama, que han convertido al laboratorio en todo un referente.  Además, desde la farmacéutica están en pleno proceso de ampliación del equipo de asuntos públicos con el objetivo de trabajar en esta línea. En el ámbito de la comunicación externa, la empresa cuenta con la agencia de comunicación Tinkle.

Seguiremos informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.