sábado, 4 diciembre, 2021

SEMANA SANTA Y UNA ISLA DE PLÁSTICOS

Estamos a punto de comenzar una nueva Semana Santa, esta será a la sevillana, y en la que se medirán con tipómetros, los centímetros que separan el paso de rigor, del actual Presidente y su sequito, con respecto a los intereses interpretativos de las fake news. Saetas se escucharán, en las que las loas a los de Podemos quedarán en el recuerdo de noches sin dormir, orgías de palabra, y trifasia mental con energía de motor refrenado. Brazo en alto, ¡abran paso! ¡arriba las Españas divididas de odio y polvo de cuneta, que han de helarte el corazón! Las semanas santas en España siempre acaban en borrachera, de lo que sea: amor, alcohol, locura… pero borrachera. Hay quien se encuentra de cara con una virgen e intenta iluminar su triste existencia con la puesta en marcha de obras para un monasterio, y otros, y muchos, locura de milenarismo regado con extraterrestres, cuando no abusos consentidos de enfermos que adoraban satánicamente a los menores, sorprendidos de amor y llenos de dudas… Cuando mis primeras celebraciones todo era triste: no había ni emisoras de radio, sólo música sacra, negro de abusos de sotanas que andan a sus anchas, gris de policías en carrera ¡grises o marrones tocarnos los cojones! Creación en todas las soflamas, y una botella de Coca-Cola que siempre nos acompañó, porque el casco, envase, botella… era de cristal y sirvió para llenarlo de agua de vida en las carreras, o de improvisado molotov para lanzar a las patas de los caballos… Pero todo ha cambiado tanto, ahora la misma Coca-Cola, o eso dicen que es la misma, viene en envases de PLÁSTICO, cien por cien, sin más, o de PET que es PLÁSTICO y no se degrada ni en 400 AÑOS.

COCA-COLA te regala una isla de PLÁSTICO para que veranees junto a los cetáceos. Llevamos muchos años trabajando para ofrecerte una nueva visión de nuestros océanos… A ellos les da igual, no sé para qué quieren tantos millones de dólares si se están cargando NUESTRO PLANETA.

Hablar y criticar, o critincar es un verbo que se conjuga en los grandes despachos donde se decide la estrategia: ¡Habéis visto la isla de PLÁSTICOS, se ve perfectamente nuestra participación, como todo acto social que se precie! Al vender tantos millones de hectolitros diarios de jugo envenenado con AZÚCARES, que es el productor y alimentador de las células cancerígenas… ¡Ahhhh, y tienen una excelente imagen social! Comprada lógicamente, porque no puede ser de otra forma. Como las farmacéuticas, o el BBVA: Buena imagen y mejor reputación social a base de comprar voluntades, y vender humo con olor a euro.

Las Alcachofas de MERCADONA

Ayer fui al súper mercado a hacer la compra de la semana. Al entrar en la isla de las frutas y verduras escudriñé la posibilidad de comprar estos productos a granel, sin envoltorios, bolsas, como antes, con la bolsa de rafia… ¡lo conseguí!, un diez para los MERCADONAS. Ojalá siempre fuese así, porque al acercarnos a la zona de las carnes elaboradas compramos picada, estaba lógicamente envasada, y, además de que tiene trazas de casi todo, contiene AZÚCAR, o sea veneno. Una inyección diaria de droga en forma de AZÚCAR, de algo que se supone que es un producto bueno para nuestros organismos, y que es la droga más adictiva que existe. ¿Qué pinta el AZÚCAR en la carne picada de MERCADONA? Está claro que nos quieren hacer adictos al producto, pero es que se lo damos a nuestros NIÑOS, ¡paren por favor!

El esfuerzo de las grandes y pequeñas superficies para que los consumidores empecemos a confiar es: No envasar aquello que no sea imprescindible, no regalarnos kilos de PLÁSTICO que después no se puede reciclar, y hacernos culpables… ¿quiere usted bolsa? Si la paga es ecológico, si no, no se la podemos dar…

Os devolvemos vuestro PLÁSTICO para que lo recicléis

Sábado de reflexión, y Domingo de elecciones, 27 y 28 de abril, un entretenimiento más para los observadores internacionales propuestos por las autonomías más reacias…
Ese día somos los Soberanos y podemos hacer las dos: Ir a votar, e ir a protestar para que salven nuestro Planeta.

Se me ocurre una idea de la que podemos crear uno, cien, o cien mil hashtag distintos. Se trata de utilizar el sábado 27 y el domingo 28 de abril para devolver a los súper mercados y grandes superficies los plásticos que nos regalan a diario (los reunidos de nuestra última compra), y que al parecer son culpables de casi todas nuestras desgracias planetarias. ¿Qué harán con ellos? Os imagináis todos los súper llenos de nuestras bolsas, plásticos, bandejas, redecillas… que nunca se reciclarán. ¿Sería un momento de inflexión? ¿Les llevaría a tomar decisiones reales? ¿Conseguiríamos que cambiase todo radicalmente? Y, ¿si se hiciese en todos los países del mundo como una protesta planetaria? Os lo regalo para más publicidad y viralización.

Sólo con este gesto, y desde la sociedad civil, demostraríamos lo hartos que estamos de que se rían de nosotros. ¿Contaminamos? Pero si no nos dejan reciclar de forma seria y consecuente. Está en nuestras manos conseguir que las grandes superficies racionalicen el uso de PLÁSTICOS, estamos en la era del CAÑAMO, y de los productos naturales, tanto para nuestra Salud como para nuestro entorno. ¿QUEREMOS SEGUIR AQUÍ?

Pedro aparicio Pérez
Editor de prnoticias.com
PeriodistO 

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.