sábado, 31 julio, 2021

El Ayuntamiento de Madrid, condenado por fraude en uno de los contratos de la radio M21

Parte de los trabajadores que forman la plantilla de M21, la radio pública dependiente del Ayuntamiento de Madrid que ha cerrado José Luis Martínez Almeida, han denunciado a la empresa municipal Madrid Destino. De ella depende la plantilla que hasta hace pocas semanas mantenía activa la emisora local.

Ahora, un juez ha emitido una sentencia en la que determina que el contrato que mantenía una de sus trabajadoras con una duración máxima de tres años para realizar una obra y servicio determinado, está sujeto a un fraude de ley y tiene que ser revocado a uno de carácter indefinido.

Esta es la primera resolución de las seis que la empresa gestora de M21 tiene pendientes con parte de su plantilla existiendo un patrón entre todas ellas. El juicio por la segunda demanda se celebró este 23 de octubre, en la que el coordinador de contenidos municipales de la emisora, que a su vez realizaba otras muchas tareas, también ha solicitado que su contrato pase a tener un carácter indefinido, tal y como sostiene en una de sus publicaciones la fesp. {wbamp-show start}

m21.jpg{wbamp-show end}

Mientras tanto, la empresa gestora de M21 no sólo se defiende de estas acusaciones, sino que también ha comenzado a enviar a la plantilla las primeras cartas de rescisión o no renovación de contratos, después de cerrar definitivamente la radio local a finales del pasado mes de septiembre.

Uno de los argumentos principales en los que el Ayuntamiento de Almeida ha basado su decisión para echar el cierre a M21 ha sido el hecho de que sus estudios no eran únicamente un instrumento de formación, sino que también era un instrumento político que favorecía la gestión de Manuela Carmena. Una premisa que los trabajadores de esta radio local han desmentido de manera categórica.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.