martes, 29 septiembre, 2020

El otro frente de Barriocanal: el ‘Villarejo’ de la Conferencia Episcopal, al descubierto

Alegría por la renovación de Carlos Herrera, miedo ante los amigos de Fernández Díaz

El anuncio de la renovación de Carlos Herrera por cinco años en las mañanas de COPE no ha impedido que la sombra de la preocupación se extienda por la Conferencia Episcopal, accionista mayoritaria de dicha emisora, al saltar al conocimiento general, la identidad del que algunos ya definen como el «Villarejo episcopal», el sacerdote Silverio Nieto.

Esta cuestión preocupa en sectores del obispado español, donde hasta ahora se había capeado, o mirado para otro lado, en las actividades de Nieto, que ha ejercido como responsable del servicio jurídico civil de la Conferencia Episcopal y, según algunos, como el «señor Lobo» dedicado a arreglar las cuestiones peliaguadas, compartiendo presencia en el organigrama de dicha entidad con destacados próceres eclesiásticos y seculares. Entre ellos, el vicesecretario de Asuntos Económicos y ‘hombre fuerte’ de COPE, Fernando Giménez Barriocanal, auténtica ‘eminencia gris’ de los dineros de la Iglesia española.

«Don Silverio» ex policía, ex juez y ‘superagente’ de la Conferencia Episcopal, ha perdido su relativo anonimato al aparecer en la portada de destacados medios de comunicación por su relación con el ex  ministro Jorge Fernández -fue señalado, en su momento, como su confesor, un extremo que él ha negado- y en las presuntas actividades irregulares vinculadas a su paso por Interior. Incluyendo una presunta mediación para que el ex número dos de Interior, Francisco Martínez, no tirara de la manta en las cuestiones relacionadas con el seguimiento a Luis Bárcenas.

Hasta ahora, la Conferencia Episcopal había conseguido que la cuestión de «Don Silverio» no hiciese ruido, aunque sus actuaciones eran bien conocidas en los entornos de las víctimas de casos de pederastia, como integrante de la comisión antipederastia de la Iglesia española. Algunas de ellas habían denunciado que Nieto, lejos de ayudar a esclarecer los abusos, dedicaba su labor a la tarea contraria.

Este «fontanero» de la Conferencia Episcopal, cuya trayectoria le sitúa como cercano también a la fiscal general del Estado, y, que fue condecorado con la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, en calidad de director de la Cátedra de Relaciones Iglesia-Estado y Derechos Humanos de la UCAM en 2015. La condecoración le fue entregada por el titular de Justicia, Rafael Catalá.

Seguiremos Informando…

Noticias recientes

Newsletter
Logo prnoticias

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.