rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Linkedin Google+ Youtube Facebook Twitter

Sánchez marca la estrategia ante el 'sorpasso': guerra abierta a Iglesias y Rajoy

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Sánchez marca la estrategia ante el 'sorpasso': guerra abierta a Iglesias y Rajoy - 5.0 out of 5 based on 1 vote
Destacado pedro sanchez Pedro Sánchez pedro sanchez

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, ha destapado las cartas con las que jugará en la campaña electoral para el 26J. La estrategia del PSOE pasará por desprestigiar a Mariano Rajoy y mostrar a Pablo Iglesias como el enemigo de los socialistas. A pesar de las malas previsiones de cara a los comicios de junio, Sánchez se ha mostrado optimista durante el Foro Nueva Economía que se ha celebrado esta mañana en Madrid en el que ha asegurado que “el partido socialista sale a ganar las elecciones”.

Pedro Sánchez ha encarado su primera comparecencia ante los medios de comunicación durante el Foro Nueva Economía como representante de la tercera fuerza política según el primer sondeo realizado por METROSCOPIA, en el que la marca Unidos Podemos (Podemos, Izquierda Unida, Equo) supera ya al PSOE en intención de voto. A pesar de las malas previsiones, Sánchez es “optimista” respecto a su futuro y sigue en el planteamiento inicial tras conocerse los resultados de la elecciones del 20D. “Nadie quiere pactar con Rajoy, por lo cual la solución es que el PSOE sea la primera fuerza política y llegue un gobierno limpio, dialogante, y social”, ha asegurado el secretario general del PSOE.

La estrategia de Sánchez para la campaña del 26J será el ataque a Pablo Iglesias y Mariano Rajoy. El discurso de los socialistas se centrará en desmentir el mensaje de los populares que han prometido a Bruselas más austeridad mientras se promete a los electores que no habrá más recortes. En el caso de Unidos Podemos, los de Sánchez aprovecharán para enzarzarse con Iglesias y lo presentarán como el obstáculo para la formación de un gobierno del cambio. “Iglesias antepuso siempre que no hubiera un gobierno de socialistas”, ha confesado Sánchez durante el encuentro en el Hotel Ritz. “El PSOE es el único partido del cambio pero el problema de Iglesias es que no quiere un gobierno socialista. El pacto con Ciudadanos no era el problema, el problema de Iglesias siempre fue votar a un candidato socialista a la presidencia del Gobierno”. Además, el líder de los socialistas ha advertido al electorado que abandona al PSOE por los del Podemos, que “si depende de los votos de Iglesias, nunca seré presidente del Gobierno”.

Por otro lado, parece que Sánchez no tiene previsto renunciar a la presidencia del gobierno, aún se produjese el ya cada día más probable sorpasso de Unidos Podemos. Y es que parece claro que si los de Iglesias quieren gobernar, tendrán que ceder la presidencia a Sánchez quien sí se ha mostrado abierto a la formación de un gobierno de coalición, pero con el condicionante de la presidencia del PSOE. Todo indica que una vez se conozcan los resultados de las elecciones quien reclamará su sillón será Sánchez, igual que Iglesias reclamó la vicepresidencia en las pasadas elecciones. Respecto a un gobierno en coalición con el Partido Popular, Sánchez ha descartado ninguna posibilidad asegurando que no es un problema de candidatos, simplemente es algo que no ve posible: “España no es Francia o Alemania”, ha sentenciado el socialista.

Sánchez ha aprovechado el encuentro para anunciar algunas de las primeras promesas electorales y ha asegurado que al contrario de la promesa de Rajoy de más medidas de austeridad ante Bruselas, si llega al gobierno “no se va a recortar el Estado de bienestar”. Además, ha prometido “hacer una auditoría interesa del gasto público, una reforma fiscal para que quine más tenga contribuya más a la hacienda pública y acabar con el déficit de la seguridad social”. Otra de las medidas estrella de Sánchez irán enfocadas a una parte del electorado en situación de desempleo, en concreto los empleados de larga duración y de dónde podría recoger un buen monto de votos. “Nuestra principal labor será luchar contra el paro de larga duración. Para ello se pondrá en marcha una política para empresas de bonificación a la seguridad social de contrataciones de parados de larga duración del cien por cien el primer año y el cincuenta por ciento el segundo”. A estas medidas se suman un plan de empleo público y de formación para este colectivo.

Seguiremos informando…

Modificado por última vez: Lunes, 23 Mayo 2016 13:29
Gonzalo Fernández

Vivo un idilio con la comunicación y las relaciones públicas. Infiltrado en el periodismo multiorquesta hasta que me dejen.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto