rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Las cadenas privadas creen que la vuelta de la publicidad a TVE sería el ‘fin del sector'

La sombra del regreso de la publicidad a las emisiones de TVE sigue latente y son muchas las voces que apuntan a esta posibilidad. Las cadenas privadas, consultadas prnoticias, no lo ven viable y, además, denuncian que esto supondría el final del sector en un momento en que la publicidad y sus ingresos siguen cayendo en picado.

publicidad_tve_prnoticias

El 1 de enero de 2010, al amparo de la Ley de Financiación de RTVE, la televisión pública dejaba de emitir anuncios en su programación. La noticia era recibida con alegría las cadenas privadas, pese a que tendrían que contribuir con el 3 % del negocio televisivo a la financiación de RTVE, pero, la contra, la tarta de la publicidad se distribuiría de una manera más equitativa ya que, hasta entonces, se había denunciado la competencia desleal de TVE al vender espacios publicitarios a precios con los que se hacía muy complicado luchar.

 

En un momento en el que el mercado de la publicidad está debajo de los 2.000 millones de euros y cuyos precios se aproxan a los de 1995, es decir, de hace casi 20 años, la vuelta de los anuncios a La 1 supondría la puntilla a las televisiones comerciales. Los datos dicen incluso que la publicidad durante los preros dos meses del año habría caído un 18% en todas las televisiones comerciales prolongando la agonía del año pasado con retrocesos silares.

 

El debate está abierto, y pese a que todos están de acuerdo en que no sería una buena solución, parece que una de las alternativas que se barajan para TVE pasa el regreso de la publicidad a sus emisiones. En este sentido, las privadas denuncian que ‘no se entiende que desde el Ejecutivo o la televisión pública se puedan plantear una solución que acabaría con las cadenas privadas como las conocemos hasta el momento’.

 

El problema del Gobierno es que la pública se encuentra inmersa en la negociación de un nuevo Convenio que los sindicatos no están dispuestos a aceptar y, si es necesario, se acabará en una huelga que a nadie conviene. El Ejecutivo está atado de pies y manos, no se puede permitir, en un momento informativo como el actual, con la periosa necesidad de tener un altavoz, que la cadena pública se vaya a negro.

 

Y, además, la Ley de 2009 obligaba a las teleoperadoras a pagar el 0,9 % de sus ingresos brutos para la financiación de RTVE, pero esta tasa fue declarada ilegal Bruselas, el Gobierno recurrió y se denunció de nuevo. La resolución, previsiblemente en contra de España, parece estar más cerca que lejos y esto sería la puntilla que le falta a la pública.

 

Si vuelve o no la publicidad es previsible pero, según todos los medios plicados, supondría el fin de la televisión como la conocemos.

 

Seguiremos Informando…


newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto