rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Latinoamérica un mismo lenguaje, el mismo destino, los mismos sentimientos

México, país latinoamericano con mayor impunidad en asesinatos de periodistas

Destacado periodistas asesinados mexico periodistas asesinados mexico

De los 32 periodistas asesinados en México desde 1992, el 91% de los crímenes permanece en ‘completa impunidad’, el 6% tiene ‘justicia parcial’ y sólo el 3% (equivalente a un caso), está catalogado como ‘completa justicia’. Dichas cifras lo convierten en el país con mayor índice de impunidad en asesinatos contra periodistas en América Latina y en el octavo a nivel mundial, de acuerdo con el último informe del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), llamado ‘Índice Global de Impunidad 2015’.

‘El puntaje de impunidad de México ha aumentado en más del doble desde su primera inclusión en el índice, en 2008. Además de los 32 asesinatos de periodistas cuyo motivo ha sido confirmado por el Comité, existe una lista de 42 comunicadores asesinados en los que el móvil del crimen no ha sido demostrado por el CPJ’, explica el informe. Y agrega que ‘durante el último decenio, un total de 19 que informaban sobre la delincuencia y la corrupción han sido asesinados con absoluta impunidad’.

La organización denunció que aunque en 2013 México adoptó una ley que otorgaba a las autoridades federales mexicanas mayor jurisdicción para condenar a los responsables de delitos contra periodistas, ‘la medida no ha traído como resultado ningún enjuiciamiento, causando decepción entre periodistas y defensores de la libertad de expresión’. El único caso resuelto por completo y en el que se hizo justicia, según el CPJ, es el de Ruperto Armenta Gerardo, reportero de ‘El Regional de Sinaloa’, que fue asesinado el 5 de febrero de 1995 por el abogado Felipe de Jesús Lizárraga.

Para Daniela Pastrana, directora ejecutiva de la organización ‘Periodistas De a Pie’ la situación es aún más preocupante. Dijo que si se toma en cuenta el periodo 2000-2015, el número de comunicadores asesinados en México es de 88 y de desaparecidos, 18. ‘Solo en este año siete han perdido la vida y cinco de ellos ocurrieron en el estado de Veracruz’. Al ser cuestionada sobre las causas la activista denunció que en los últimos tres años la mayoría de las agresiones han estado dirigidas principalmente contra comunicadores que documentan protestas sociales o violaciones a los derechos humanos. ‘El 53% de las agresiones vienen de agentes del Estado y solo 14% del crimen organizado’ –aseguró–, ‘pero el problema es que el crimen organizado ha infiltrado las estructuras del gobierno y entonces es muy difícil trazar una línea de separación’. Además relató que ha habido ataques con armas, con explosivos y formas ‘crueles’ de asesinatos que han buscado ‘generar terror en el medio’.

¿Qué piensan los organismos internacionales?

El pasado fin de semana unos 60 expertos latinoamericanos se reunieron en Costa Rica en la ‘Conferencia Internacional sobre Impunidad en Crímenes contra Periodistas’, un evento organizado por la UNESCO, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) y la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con el apoyo de una veintena de organizaciones no gubernamentales. Allí revelaron que ‘desde 2006, un total de 754 periodistas han sido asesinados a nivel mundial, de los cuales solo el 8 % de los casos ha sido resuelto y los responsables procesados judicialmente’, lo que constituye una herida abierta para el ejercicio de la profesión y un peligroso motivo para que se repitan estos crímenes.

Los participantes en el foro abogaron por un fortalecimiento de los mecanismos de protección para estos profesionales y una profundización del papel de los poderes judiciales con la creación de unidades de investigación especializadas en la temática de libertad de expresión. Señalaron que ‘entre 2014 y lo que llevamos de 2015, 40 periodistas han sido asesinados en Latinoamérica, la mayoría por motivos políticos, la segunda causa fue la defensa de los derechos humanos y la tercera, las situaciones de guerra’. Por ello, insistieron en que exista una clara voluntad política para defender el papel tan importante que cumplen los medios de comunicación en la sociedad.

‘La corrupción es un método de censura a la labor de los periodistas y la libertad de expresión es un método de lucha contra la corrupción’. Por eso, para que los Poderes Judiciales combatan el problema ‘es necesario que se analicen los estándares existentes en materia de protección para los periodistas, que se compartan experiencias, y que se analice la jurisprudencia existente a nivel nacional y regional’, dijo al inicio del evento Humberto Sierra, presidente de la CorteIDH.

Por su parte, el vicepresidente de la comisión contra la impunidad de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Roberto Rock, señaló que ‘la penetración del crimen organizado incluso en los órganos de administración de justicia’ ha provocado el aumento del número de agresiones aún en países en los cuales había disminuido o en el que del todo no se presentaban. Esto ha llevado a la impunidad y la impunidad a una reproducción de la violencia, lo que tiene consecuencias muy graves para la vida democrática. ‘La autocensura es mucho más grave de lo que se supone. Hay temas que no se tratan en muchos medios de comunicación por temor a las represalias, tales como el crimen organizado o la corrupción de monopolios económicos’, indicó.

Manuel Comblé, representante de Reporteros sin Fronteras para América Latina, apuntó que, además de México, los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo en la región son Brasil, Honduras y Guatemala. Dijo que después del golpe de Estado de 2009 en Honduras, las amenazas contra los periodistas se han vuelto ‘constantes’ y que en Brasil existe ‘falta de compromiso y corrupción’ para combatir el flagelo. Según Colombie, en 2015 ha habido 20 asesinatos de periodistas en América Latina, la mayoría en los países citados anteriormente. Y agregó que ‘la impunidad y la lentitud de la justicia para encontrar a los autores alimenta el clima de desconfianza y de autocensura y desvaloriza el trabajo de los periodistas’.

Finalmente Germán Rey Beltrán, representante de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, reconoció que aunque en los últimos años se han reducido los crímenes contra periodistas, ha aumentado la censura y la autocensura. De hecho, Colombia fue el único país en abandonar el índice del CPJ, con menos de cinco casos sin resolver en la última década. ‘Desde 1977 en el país se han contabilizado 152 periodistas asesinados. De esos 152 casos, el 47 % ya prescribió sin ser resuelto y en solo cuatro fueron condenados los autores materiales e intelectuales’, aseguró Rey, quien recalcó que todos se enmarcan en el contexto del conflicto armado interno.

Otros países de la lista

La lista completa del ‘Índice Global de Impunidad 2015’ incluye a: Somalia, Irak, Siria, Filipinas, Sudán del Sur, Sri Lanka, Afganistán, México, Paquistán, Rusia, Brasil, Bangladesh, Nigeria e India. Estos países, refiere el CPJ, representan el 83 por ciento de los asesinatos no resueltos cometidos en todo el mundo durante el decenio que termina el 31 de agosto de 2015.

Seguiremos Informando…

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto